La avenida María Cristina, en Montjuïc, en el centro de mira del nuevo nomenclátor de ERC
La avenida María Cristina, en Montjuïc, en el centro de mira del nuevo nomenclátor de ERC - inés baucells

ERC propone eliminar a los Borbones de las calles de Barcelona

PP y Ciudadanos califican de «revanchismo» y «frivolidad» la propuesta del grupo liderado por Alfred Bosch

Actualizado:

El grupo municipal de ERC ha presentado una proposición al Ayuntamiento de Barcelona para que sean eliminados los nombres relacionados con la dinastía de los Borbones en las calles de esta ciudad. La lista de las calles a las que ERC propone cambiar el nombre está formada por el paseo Joan de Borbó, la plaza Maria Cristina, la avenida María Cristina, la calle Princesa, la calle Ferrán, el pasaje de Isabel, la avenida Borbó, la calle Reina Amália, el paseo Isabel II, la plaza Joan Carles I, la calle Alfonso XII, la avenida Princep d'Astúries, la calle Reina Cristina, la avenida Carles III y el muelle Princep d'Astúries. También pide cambiar el nombre al Palacio Real de Pedralbes y a los de Alfons XIII y Victòria Eugènia Real, así como al salón de la Reina Regent del Ayuntamiento de Barcelona.

Además solicita el cambio de calles dedicadas a personas que "no tienen relación con la ciudad de Barcelona y con un pasado dudoso", como la de Aviador R.Franco, Secretari Coloma, que ERC apostilla que perteneció a la Inquisició, la avenida del Marquès de Comillas, la calle Ramiro de Maeztu, las plazas de la Concòrdia y del empresario Antonio Lopez y las calles Conde de Salvatierra, Capità Arenas y Tinent Coronel Valenzuela.

La propuesta de ERC se produce después de que el pasado 23 de julio el Ayuntamiento de Barcelona retirará el busto del rey Juan Carlos del Salón de plenos del consistorio, lo que provocó un debate entre los grupos municipales e incluso el PP llegó a poner una foto del rey Felipe VI en el mismo lugar que ocupaba el busto de Juan Carlos I.

Alberto Fernández, presidente del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, ha afirmado en declaraciones a la Cadena COPE que no le extrañaría que la alcaldesa Ada Colau aceptase la petición de ERC, lo cual sería "una muestra más del revanchismo y el revisionismo de la aplicación de lo que ellos llaman la memoria histórica, que es la amnesia selectiva para recordar solo aquellas partes de las historia que más convienen a la izquierda más extrema y al independentismo”. Asimismo ha lamentado que “ésta sea una muestra más de la realidad que actualmente se vive en Cataluña y en Barcelona en esta nueva etapa de Ada Colau que se caracteriza por la radicalidad de sus planteamientos con un sorprendente apoyo del Partido Socialista de Cataluña”.

Por su parte, la presidenta del grupo municipal de Ciudadanos (C,s) en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías, ha tildado de “frivolidad” l ainiciativa y ha añadido que esto demuestra que “ERC no tiene proyecto para la ciudad y no le interesa ni Barcelona ni los barceloneses”. Para Mejías la propuesta de los republicanos “no es una prioridad para la ciudad, porque no traerá empleo ni solucionará ningún problema” y los ha instado a “luchar contra las desigualdades, crear ocupación y fomentar la atracción de inversiones”.