Andreu Mas-Colell, el dia de la presentación del proyecto de presupuestos
Andreu Mas-Colell, el dia de la presentación del proyecto de presupuestos - inés baucells

Cataluña aumenta el gasto para cursos de catalán pese a prever menos alumnos

Dedica 1,6 millones de euros más a fomentar el uso de la lengua, mientras que mantiene el gasto social al mismo nivel de 2004

Actualizado:

Fomentar el uso del catalán sigue siendo una «prioridad de país» para el Ejecutivo de Artur Mas. En su proyecto de presupuestos para 2015, la Generalitat contempla un incremento de más de un millón de euros para este cometido, mientras que mantiene el gasto social al mismo nivel que en 2004.

Según las cuentas presentadas a finales de año en el Parlament, pendientes aún de aprobación, la partida para «Lengua Catalana», destinada a promocionar el uso de esta lengua dentro y fuera de Cataluña a través de cursos y diversas acciones, aumenta en 1,6 millones pasando de los 33,1 millones de 2014 a un total de 34,7 millones. Esta previsión de aumentar el gasto se hace en base a unos indicadores de referencia que contemplan una caída generalizada del público al que van dirigidas estas acciones.

En el caso de los cursos dirigidos a adultos, a alumnos nacidos en el extranjero o a inscritos en cursos on line o a la obtención de acreditaciones de catalán, se pasa de 268.500 alumnos en 2014 a 143.500 alumnos en 2015, 125.000 alumnos menos. Por otro lado, se mantiene en 5.500 la cifras de inscritos a las pruebas para obtener certificados de catalán y en 10.129 las parejas lingüísticas, y solo aumenta la cifra de proyectos de fomento del uso de la lengua (se pasa de 85 a 104).

Entre las principales actuaciones que contempla la Generalitat para justificar la partida de 34,7 millones para «Lengua Catalana» figura: organizar cursos de catalán para adultos y población extranjera, ampliar la oferta de aprendizaje del catalán vía on line, gestionar e impulsar el voluntariado por la lengua e impulsar actuaciones sectoriales para fomentar el uso de la lengua autonómica en el deporte, la justicia, la empresa...». Otros objetivos a alcanzar, según define en sus presupuestos el gobierno de Mas, son: «Aumentar el uso y oferta de productos y servicios digitales en catalán, apoyar a las industrias culturales en catalán (festivales de música, ciclos de cine..) y dar apoyo a la promoción de esta lengua en el extranjero».

Este incremento de gasto para incentivar el uso de la lengua autonómica previsto para 2015 contrasta con el hecho de que prácticamente se haya mantenido la inversión general en gasto social. Según los datos presentados por el Govern, el volumen total de la inversión destinada a políticas sociales, que implica a varios departamentos, asciende a 14.800 millones de euros, lo que representa una décima más que en el presupuesto de 2014.

Según los sindicatos, estas cifras suponen una congelación «a la práctica de esta partida», que se mantiene a los mismos niveles que hace diez años. «Vamos para atrás, y eso es especialmente grave en épocas de crisis», afirman. Esto supone que el gasto social por habitante se queda en 2.033 euros, la misma cifra que en 2004, si se tiene en cuenta el impacto de la inflación, denuncian las citadas fuentes sindicales.