La cabecera de la «V», con una joven votando simbólicamente en una urna
La cabecera de la «V», con una joven votando simbólicamente en una urna - afp
diada de cataluña

El Gobierno cifra en 520.000 los participantes en la «V» y la Guardia Urbana en 1,8 millones

Por tercer año consecutivo, la capital catalana es protagonista de las multitudinarias manifestaciones de la Diada

Actualizado:

Miles de ciudadanos se agrupan desde primera hora de esta tarde en los 73 tramos con los que la Asamblea Nacional Catalana quire dibujar una «V» en la Diagonal y la Gran Via de Barcelona para reivindicar la consulta del próximo 9 de noviembre. La «V», que según los organizadores simboliza victoria, voluntad y votar, tiene su vértice en la plaza de las Glòries y cubrirá 11 kilómetros: una parte por la Diagonal hasta la plaza Pius XII, y la otra por la Gran Via hasta la plaza Sarah Bernhardt. Según la Guardia Urbana, habrían participado en la «V» 1.800.000 personas.

La Delegación del Gobierno, sin embargo, ha rebajado la cifra a entre 470.000 y 520.000 participantes. «Dado que la superfície de la concentración es de 200.000 metros cuadrados (11km) -con una densidad de dos a tres personas por metro cuadrado- y teniendo en cuenta las imágenes aéreas de los distintos tramos, la Delegación del Gobierno en Cataluña cifra la asistencia a la concentración de esta tarde en Barcelona entre 470.000 y 520.000 personas», ha asegurado en un comunicado.

Con «senyeres», «estelades» y camisetas amarillas y rojas, los asistentes, que han llegado a la capital catalana en autobuses y trenes procedentes de toda Cataluña, se han ido concentrando para estar listos a la hora señalada, las 17.14. Ha sido entonces cuando una joven que cumplirá 16 años el próximo 9 de noviembre ha depositado en una urna un voto simbólico.

Según la Ley de Consultas que prevé aprobar el Parlament, esa sería la edad mínima para poder votar en una eventual consulta soberanista. Antes de eso, un millar de cantores han acompañado al Orfeó Català en la intepretación de «Ara és l'hora», himno con música de Lluís Millet y texto de Joan Maragall que también ha contado con la presencia de Lluís Llach al piano.

En la cabecera de la manifestación, presidida por grandes pancartas con las consignas «Votarem» y «Guanyarem», se ha podido ver a representantes del Govern, como los consellers Francesc Homs (Presidencia) y Ferran Mascarell (Cultura), y también el alcalde de Barcelona, Xavier Trias. Además, han acudido el coordinador general de CDC, Josep Rull; la portavoz de CDC, Mercè Conesa, y el presidente del grupo de CiU en el Parlament, Jordi Turull.

El acto se ha cerrado con un parlamento de a presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Carme Forcadell, ha instado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a poner las urnas para que en el próximo 9 de noviembre pueda celebrarse una consulta soberanista en Cataluña: «Votaremos y ganaremos».

Por tercer año consecutivo, la capital catalana es protagonista de las multitudinarias manifestaciones de la Diada: en 2012 con una gran manifestación en el centro de Barcelona; un año después con la Via Catalana que recorrió Cataluña desde su frontera con Francia hasta el límite con la Comunidad Valenciana, y este 2014 con una «V» que está llamada a superar el éxito de la pasada edición.

Desde primera hora, la organización -ANC y Òmnium Cultural- ha ido animando a los ciudadanos a acercarse a los tramos y ha anticipado que será un éxito y será «la concentración más multitudinaria de la historia de Cataluña y de Europa», según la presidenta de la ANC, Carme Forcadell.