Toma de posesión del presidente de la Generalitat Artur Mas en noviembre de 2012
Toma de posesión del presidente de la Generalitat Artur Mas en noviembre de 2012 - efe

El día que Artur Mas prometió la Constitución

En 2012, prometió fidelidad a la Carta Magna y al Rey, pero en una sala donde se tapó la imagen del monarca

maría jesús cañizares
Actualizado:

El 26 de noviembre de 2012, Artur Mas prometía por segunda vez ser fiel a la Constitución española durante su toma de posesión como presidente de la Generalitat. Ya lo había hecho en 2010, pero fue dos años después, embarcado ya en un proceso secesionista, cuando ese ritual estuvo cargado de simbolismo, pues comenzaba una legislatura marcada por el "derecho a decidir", la celebración de una consulta sobre el Estado propio y el pacto con ERC.

Así fue la fórmula utilizada en esa toma de posesión, en la que la presidenta del Parlamento catalán, Núria de Gispert, ejerció de maestra de ceremonias:

-(Núria de Gispert) "¿Promete por su conciencia y por su honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat de Cataluña, con fidelidad al Rey, a la Constitución, al Estatuto de Autonomía y las instituciones nacionales de Cataluña?".

-(Artur Mas) "Sí, lo prometo, y con plena fidelidad al pueblo de Cataluña".

El añadido "con plena fidelidad al pueblo de Cataluña" es cosecha propia de Mas. El acto tuvo lugar en el salón Sant Jordi, donde el servicio de Protocolo del Palau de la Generalitat colocó un gran telón de color negro con la finalidad de tapar el retrato del entonces Rey Don Juan Carlos y del hoy monarca Felipe VI. Era la primera vez que un presidente catalán tomaba posesión sin ambas fotografías. El gesto no era gratuito, dada la aventura soberanista emprendida. Ayer, el presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC), Josep Ramon Bosch, recordó a Mas esa promesa de fidelidad a la Constitución española que, según esta plataforma no secesionista, el líder de CiU incumplirá si finalmente convoca un referéndum el 9 de noviembre.