Actualidad

Masivo acto sanitario contra la independencia de Cataluña

Dexeus y Mayor Zaragoza intervienen en un acto de Sociedad Civil Catalana

Los ponentes del acto celebrado ayer
Los ponentes del acto celebrado ayer - inés baucells
maria jesús cañizares - Barcelona - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Unas 600 personas asistieron ayer a la jornadas «Para Salud, mejor unidos» organizado por Sociedad Civil Catalana (SCC), plataforma contraria a la independencia de Cataluña. Se trata del primer acto sectorial que realiza esta asociación y que fue presentado por su vicepresidente, Joaquim Coll. Bajo la premisa de que la ruptura con España afectaría negativamente a la sanidad pública, reconocidos profesionales del sector sanitario intervinieron en la sesión, entre ellos el ginecólogo Santiago Dexeus, quien se presentó como «ácrata convencido», no afiliado a ningún partido, y quien aseguró que las controversias entre Madrid y Cataluña ya deberían estar superadas, pues el objetivo común en el terreno sanitario debe ser exclusivamente el beneficio del paciente, algo que pasa por «escuchar, compartir y ser humilde».

Por su parte, el jefe del departamento de Cirugía del Hospital del Mar y catedrático de Cirugía de la Universidad Autónoma de Barcelona, Antonio Sitges-Serra, aseguró que «desde el punto de vista sanitario, no hay ninguna excusa para la independencia» y avisó de que quienes la defienden «quieren una oportunidad de negocio». Hizo un llamamiento a una medicina despolitizada, algo que «no se conseguirá con la independencia, al contrario».

Sitges-Serra criticó que en el sistema actual, en una comunidad autónoma sea más fácil atender a pacientes extranjeros que a los que proceden del resto de España».

El ex director general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza, no pudo asistir personalmente, pero lo hizo a través de un vídeo en el se presentó como «catalán, español, europeo y, sobre todo, ciudadano del mundo». Apeló al «seny» catalán y aseguró que los retos y soluciones que se plantean actualmente son «planetarios» y abogó por «construir puentes, derribar fronteras y abrir puertas y ventanas» para contribuir a la «solidaridad interterritorial».

Francico Fernández-Avilés, coordinador general de la Red de Investigación Cardiovascular del Instituto de Salud Carlos III, afirmó que nunca ha sentido hostilidad hacia Cataluña, como tampoco ha sentido rechazo en esta comunidad. Recordó que Cataluña siempre ha sido «el espejo en el que todos nos hemos mirado y formado» y puso en duda que esta autonomía mantenga su nivel de talento «en solitario», pues se nutre de una buena parte de los fondos estatales destinados a investigación.

La ruptura «sería un error»

El médico de familia y ex gerente de Catsalut, Toni Iruela, dijo que el sistema nacional de salud se basa «en un concepto de equidad muy importante» y favorece la «vertebración de la convivencia», por lo que la ruptura «sería un error».

Para Álex Ramos, médico especialista en Medicina Preventiva y vocal de la Junta Directiva de SCC, puso como ejemplo el sistema de trasplantes, gracias al cual «un ciudadano de catalán puede superar una enfermedad incurable al disfrutar de la posibilidad de recibir un órgano de un donante de Galicia o Extremadura».

Toda la actualidad en portada

comentarios