Actualidad

El PP catalán cree que el auge de ERC moverá a su votante abstencionista

Los populares confían en recuperar electorado ante el fracaso de Vox y la frenada de Ciudadanos en las elecciones europeas

maría jesús cañizares - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Asumen en el PP catalán que los resultados de las elecciones europeas del pasado 25 de mayo no han sido buenos. Pero lejos de extrapolar esos resultados a unas elecciones municipales o autonómicas, los populares están convencidos de que pueden recuperar posiciones movilizando a su electorado abstencionista. Y es que, según fuentes de esta formación, el motivo del descenso de votos no se debió tanto a una fuga de votos a otros partidos como a los votantes que se quedaron en casa.

En los comicios europeos, el PP pasó de los 354.876 votos logrados en Cataluña en 2009 a 245.295 votos, es decir, de un 18% a un 9,8%, lo que le relega a una quinta posición (hace cinco años obtuvo la tercera posición detrás de CiU y PSC). Los populares han acusado el desgaste que supone ser partido de Gobierno, lo que les identifica con las medidas de austeridad y los recortes del gasto aplicados por el presidente Mariano Rajoy para hacer frente a al déficit. Los ataques que dirigentes nacionales y catalanes sufrieron durante la campaña también hansido un hándicap para esta formación. «No hemos podido hacer una campaña con normalidad. En cambio, ningún otro partido ha sufrido escraches. Que la líder del PP vasco, Arantza Quiroga, haya sido abucheada después de lo que se ha tenido que vivir en el País Vasco, es bochornoso», explican las mismas fuentes, tras recordar el «penoso» episodio de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), donde el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, fueron apedreados por anarquistas y radicales independentistas. No obstante, Cataluña es la cuarta comunidad autónoma donde el PP ha perdido menos votos en España —por delante quedan Extremadura, La Rioja y Navarra—. Asimismo, si en las europeas de 2009 el voto del PP en Cataluña supuso el 5% del conjunto español, este año ha sido del 6%.

PSC, «marca maldita»

El auge de ERC a costa de CiU y del PSC, formación que ha protagonizado el mayor batacazo de su historia en unas europeas al pasar de la primera posición a la tercera, tras perder más de la mitad de los 708.888 votos obtenidos en 2009, es analizado concienzudamente por la formación que lidera Sánchez-Camacho. Pero más allá de que el PSC sea ahora una marca «maldita» en Cataluña, los populares están convencidos de que el despegue de ERC, lo que implica una radicalización ideológica —el partido presidido por Oriol Junqueras promete llevar al Parlamento autonómico una declaración unilateral de independencia—, puede movilizar a su electorado abstencionista. «Los republicanos van en serio, nada va a frenarles y Artur Mas está entregado a ellos porque ya no puede dar marcha atrás», advierten fuentes populares.

Por otro lado, el hecho de que Ciudadanos no haya logrado los resultados esperados, pues ha sido en Madrid y Valencia donde más han crecido en las elecciones europeas, también hacen concebir buenas esperanzas al PP catalán. C,s ha recogido los frutos de sembrar su discurso en tertulias televisivas en el resto de España, pero no se ha producido el despegue esperado en Cataluña.

Este hecho, unido al frustrado intento de Vox. liderado por el exdirigente del PP catalán Alejo Vidal-Quadras, de entrar en el Parlamento europeo, permite a la formación de Sánchez-Camacho presagiar una reactivación en las urnas. Para ello, el PP está dispuesto a dar una dura batalla en el área metropolitana de Barcelons, a hacer territorio y a promover las visitas de dirigentes nacionales en Cataluña. La presencia de Mariano Rajoy en el Círculo de Economía el pasado fin de semana permitieron a la líder del PP catalán reiterar al presidente español la necesidad de que el partido se vuelque en esta comunidad para frenar la embestida secesionista.

Toda la actualidad en portada

comentarios