Actualidad

Artur Mas, nombrado presidente por el Rey, amaga con plantar a Felipe VI

El Estatuto de 2006 indica que el presidente de la Generalitat representa al Estado en Cataluña

maría jesús cañizares - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Artur Mas, nombrado presidente de la Generalitat por el Rey, amaga ahora con no acudir a la proclamación de Felipe VI. La excusa en que el 18 de junio, fecha prevista para ese acto, el dirigente nacionalista se encuentra de viaje oficial en Estados Unidos. El líder de CiU pide que no se hagan malas interpretaciones, pero lo cierto es que no es la primera vez que Mas elude acudir a actos organizados por las instituciones del Estado, como por ejemplo la celebración del Día de la Constitución o del Día de la Hispanidad.

Como se sabe, Mas dedica todos sus esfuerzos a la «transición nacional», que debe culminar con una consulta sobre la independencia de Cataluña. Pero en ocasiones se olvida que la figura del presidente de la Generalitat está muy vinculada al Estado español, según el Estatuto de Autonomía de Cataluña aprobado en 2006, que otorga al mandatario catalán el papel de representante del Estado en Cataluña.

El Capítulo II del Estatuto regula el figura del presidente o presidenta de la Generalitat. Tiene la más alta representación de la Generalitat y dirige la acción del Gobierno, pero «también tiene la representación ordinaria del Estado en Cataluña» y «es nombrado por el Rey».

Como representante ordinario del Estado en Cataluña corresponde al Presidente o Presidenta «promulgar, en nombre del Rey, las leyes, los Decretos leyes y los Decretos Legislativos de Cataluña y ordenar su publicación», así como «ordenar la publicación de los nombramientos de los cargos institucionales del Estado en Cataluña». También aparecen entre sus funciones «solicitar la colaboración a las autoridades del Estado que ejercen funciones públicas en Cataluña” y “las demás que determinen las leyes».

Toda la actualidad en portada