Así sería la futura «Constitución catalana»
Artur Mas y su esposa, asomados a la plaza Sant Jaume con la bandera independentista al fondo - efe

Así sería la futura «Constitución catalana»

Ciudadanos de los «países catalanes» obtendrían la nacionalidad catalana, según el borrador de Reagrupament, asociada con CDC

Actualizado:

"Esta Constitución deroga, en el territorio de Cataluña, la Constitución del Reino de España de 1978". Así reza el borrador de Carta Magna catalana que Reagrupament, la formación independentista liderada por Joan Carretero asociada a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) en las elecciones europeas, ha puesto a disposición de las formaciones políticas que defienden la separación de España. Se trata de un texto con 24 artículos que este partido preparó con ajuda de juristas expertos hace cuatro años y que, en plena polémica por la decisión del juez Santiago Vidal de abordar la redacción de una "Constitución catalana" en previsión de una hipotética secesión, ha decidido recuperar.

Según este borrador, Cataluña sería "un Estado de Derecho, independiente, democrático y social" con una sola "lengua propia, nacional y oficial", el catalán, mientras que en el occitano o aranés sería el idoma oficial en el Valle de Arán. No obstante, garantiza la libertad lingüística.

Asimismo, los ciudadanos de los "países catalanes" (País Valenciano, Islas Baleares, Catalunya Norte, la Franja de Ponente y el Alguer, según la terminología nacionalista) podrían acceder a la nacionalidad catalana si lo desean. "La soberanía nacional pertenece al pueblo de Cataluña, que la ejerce directamente o mediante sus representantes". La capital de Cataluña sería Barcelona.

A modo de preámbulo, el texto subraya: "Nosotros, el pueblo de Cataluña, queriendo restablecer nuestros derechos soberanos, conscientes de nuestra responsabilidad hacia futuras generaciones y queriendo construir una comunidad unida, próspera, solidaria, abierta y respetuosa con la dignidad humana y los derechos fundamentales, nos dotamos la presente Constitución".

En el apartado de los derecho fundamentales, se reconoce el derecho a la dignidad humana, a la vida, a la igualdad ante la ley, a la libertad y a la protección jurídica. En este sentido, establece la obligación de que toda personas detenida sea llevada ante el juez antes de las 24 hora siguientes a su detención -la normativa española establece 72 horas-, se prohíben los tribunales especiales, la pena de muerte, las torturas y el tratamiento inhumano. " nadie puede ser perjudicado o favorecido por razón de su origen, su raza, su nacimiento, sus convicciones, sus opiniones o su situación social o cualquier otra condición personal".

En cuanto a los derechos políticos, rebaja de 18 a 16 la edad para participar en las elecciones, las votaciones populares y los referendos. La "Constitución catalana" proclama la separación de los poderes judicial, legislativo y ejecutivo.