Teresa Giménez Barbat forma parte de las listas de UPyD en las elecciones europeas
Teresa Giménez Barbat forma parte de las listas de UPyD en las elecciones europeas - inés baucells
entrevista a teresa giménez barbat

«Los medios subvencionados han extremado la fractura social en Cataluña»

La candidata catalana de UPyD en las europeas afirma que la oportunidad económica «perdida por la amenaza de independencia» tardará en corregirse

Actualizado:

—¿El proceso catalán contaminará las elecciones europeas?

—Nosotros ponemos el acento en las preocupaciones europeas, no en las locales. Pero no cabe duda de que el nacionalismo es una inquietud europea y una de sus más temibles amenazas. Europa es lo opuesto al nacionalismo. No hablaría de «contaminación» porque son los nacionalistas los únicos que contaminan, con su permanente ruido mediático, distrayéndonos de los verdaderos problemas.

—¿Es un proceso reversible?

—El llamado «proceso» no es más que un invento nacionalista para tapar las propias vergüenzas. La oportunidad económica perdida debida a la inseguridad política y jurídica creada por la amenaza de la secesión tardará tiempo en corregirse, pero es reversible. Me preocupa aún más el coste de la ruptura de los lazos morales y afectivos entre catalanes y entre catalanes y los demás españoles. Si tenemos las ideas claras y firmeza para no sucumbir al desánimo, ni esta crisis ni la económica han de ser irreversibles. Sólo hay que votar a quien sea capaz de reconducirnos al sentido común.

—¿Cómo se puede frenar?

—Fuera de la legalidad, sólo existe la ley de la selva. Los ciudadanos catalanes deben saber que han sido engañados por sus responsables políticos y a estos hay que hacerles comprender que existen unas líneas rojas que no se pueden traspasar, más allá de las cuales y con la ley en la mano, deberán atenerse a las consecuencias.

—¿Hay fractura social en Cataluña?

—Se ha ido fraguando por el poder nacionalista convergente y socialista durante todo el período democrático. Ahora se ha extremado gracias a unos medios de comunicación subvencionados que han abusado de una ciudadanía atemorizada por la crisis y la falta de empleo. En gran parte se trata de un sentimiento coyuntural y reversible. Si la gente tiene la oportunidad de escuchar más voces, volverá el sentido común a la mayoría

—¿La independencia de Cataluña es un problema de la UE? Algunos mandatarios europeos dicen que es un problema interno de España…

—Desde un punto de vista estrictamente legal y en el marco del tratado de la Unión, es, indudablemente, un problema interno de un Estado miembro. Ahora bien, si lo consideramos en relación a los principios que dan sentido a la Unión, a sus objetivos, a sus anhelos, es tan problema de Europa como la inmigración o la energía. La descomposición de Europa en cada vez más unidades distintas, y por motivos de insolidaridad y de odios cultivados, es una de las mayores amenazas a su viabilidad.

—¿Qué aportaciones puede hacer su partido a la consolidación de la UE?

—Cuando pedimos una armonización fiscal en España, cuando pedimos unidad de mercado en España, cuando pedimos un concepto común sobre la educación en España, cuando pedimos una tarjeta sanitaria única y una cartera de servicios compartida algunos nos llaman «centralistas». Pues bien, ahí se delatan. Pedimos para los Estados en Europa lo mismo que pedimos para una España viable y unida, porque no se puede pedir lo lógico y sensato en Europa y negarlo en tu propio país. Queremos una España fuerte y cohesionada para hacer de Europa una federación de estados fuerte y cohesionados.

—¿Cómo puede la UE combatir la crisis económica?

—Facilitando los medios para que sus ciudadanos puedan relacionarse y crear proyectos y riqueza para todo el conjunto. Unión fiscal, financiera y con impuestos compartidos, evitando la competencia y la evasión fiscal. Una política energética común, completar la unión bancaria. Mantener en lo posible el tejido industrial procurando que equivalga a un 20% del PIB. Propiciando el I+D+I para liderar nuevas empresas, dedicando el 3% del PIB de la UE en inversión en este apartado.

—¿El principal contrincante de UPyD será Ciudadanos o intentará arañar votos de otras formaciones?

—Nosotros no vamos a «arañar» nada. UPyD compite directamente con los dos grandes partidos nacionales y no tiene franquicias regionales.

—La eterna pregunta: ¿Descartada una coalición con Ciudadanos?

La cúpula de Ciudadanos nos utilizado durante años para victimizarse. Comprendo al votante que se siente dividido, pero uno de los problemas más graves de los partidos es el que no hablen con la misma voz en todas partes. El votante catalán ha de considerar seriamente quién le puede representar mejor en España y en Europa. Que no se deje arrastrar por la dinámica expansiva de ningún partido, por más afecto que le tenga. Que considere seriamente si hay un candidato mejor que Francisco Sosa Wagner. Y saben que no.