Los políticos catalanes reconocen a Suárez el reestablecimiento de la Generalitat
Suárez, junto a Josep Tarradellas, en una de sus entrevistas en la Moncloa - T. N.. Dominguez

Los políticos catalanes reconocen a Suárez el reestablecimiento de la Generalitat

Valoran su capacidad de «consenso y diálogo», unos valores que demandan para las «circunstancias históricas» actuales

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los líderes políticos catalanes (los actuales y los que tuvieron su protagonismo años atrás) han reconocido hoy la figura de Adolfo Suárez, una valoración que inevitablemente se ha visto mezclada con el momento actual que se vive en la comunidad. Así, por ejemplo, el líder de Unió Democràtica, Josep Duran, ha comentado en relación a Suárez que "ahora más que nunca hay que recuperar su espíritu dialogante y centrista". A su juicio, "Adolfo Suárez fue clave para la Transición", además de ser "personalmente, encantador y cautivador", por lo que "ahora más que nunca hay que recuperar su espíritu dialogante y centrista".

Por su parte, el ex dirigente de CDC y uno de los padres de la Constitución Española, Miquel Roca i Junyent, ha destacado que "el principal legado" que ha dejado Suárez es el de "resolver las crisis de un país con voluntad de dialogar, de pactar y de comprender, de no tener miedo a llegar a acuerdos". Roca ha recordado su "amistad, reconocimiento, profunda consideración y admiración" por Adolfo Suárez, del que ha destacado su coraje para "acercarse y comprender para llegar a acuerdos". "Hay mucha gente que hoy hablará bien y que hace un tiempo lo criticaba ferozmente, pero nadie puede negar que hizo una Transición muy difícil, fue muy espectacular pasar de una dictadura a una democracia sin un coste muy traumático", ha subrayado el abogado. En relación con Cataluña, Roca ha apuntado que "intentó comprender lo que representaba, con una apuesta de riesgo que hizo con el regreso de Tarradellas, y lo hizo con coraje, con un esfuerzo muy importante, pero lo supo hacer desde la comprensión, desde la aproximación".

En paralelo, el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha lamentado este domingo la pérdida del "espíritu dialogante que introdujo" del expresidente, y ha elogiado unas actitudes que considera valientes, atrevidas y generosas. En declaraciones a los medios después de anunciarse su muerte, ha subrayado que el cambio que hizo "requería una voluntad de aproximación y de comprensión, capacidad de dar y de reclamar a cambio al mismo tiempo", algo que él recuerda con nostalgia porque el clima actual es muy diferente. "Le estoy agradecido y el país debe estarle agradecido", ha dicho, y ha llamado a los catalanes a expresar su reconocimiento por Suárez, aunque cometiera algunos errores que repercutieron con el tiempo, ha dicho.

En la misma línea, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha valorada la "inmensa capacidad para el diálogo y el consenso" de Suárez. Trias (CDC) ha reconocido la trascendencia histórica de la figura del presidente Suárez y ha destacado su capacidad para el diálogo " le permitieron liderar de manera modélica un proceso tan complejo e importante como la Transición democrática" . "Su ejemplo nos enseña que debemos estar a la altura de las circunstancias históricas que nos ha tocado vivir y saber acercar posiciones, ceder cuando sea necesario y llegar a consensos y acuerdos. Sólo así podremos decir que hemos entendido y que respetamos su herencia política y personal", ha concluido el edil barcelonés.

En una alusión que debe leerse también en clave contemporánea, la presidenta del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, ha afirmado este domingo que el mejor homenaje al fallecido Suárez es "aplicar lo que él enseñó y continuar avanzando en la democracia, la construcción de Europa y el respeto a las leyes". En un comunicado tras anunciarse su muerte, ha pedido recordar más que nunca su "lección de trabajar desde el consenso democrático, la concordia, la generosidad política y el respeto a las leyes". También ha destacado que fue una figura clave en el restablecimiento de la democracia en España y un ejemplo de político con sentido de Estado, y ha concluido que "España siempre estará en deuda" con él.