Pisarello observa como dos operarios retiran el busto de Juan Carlos I
Pisarello observa como dos operarios retiran el busto de Juan Carlos I - efe

Gerardo Pisarello, el hombre fuerte de Colau abonado a las polémicas

El rifirrafe en el balcón del Ayuntamiento se suma a otras polémicas como el fichaje de su pareja como asesora del Ayuntamiento

Actualizado:

En poco más de cien días en el cargo, Gerardo Pisarello ha tenido tiempo para darse a conocer como mano derecha de Ada Colau y primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, pero también para protagonizar una serie de curiosas polémicas.

La más reciente tuvo lugar ayer mismo, durante la celebración de las Fiestas de la Mercè en la plaza Sant Jaume: el regidor de ERC, Alfred Bosch, colocó una estelada en el balcón, el líder municipal del PP, Alberto Fernández Díaz, replicó con una bandera española y Pisarello acabó retirando las dos banderas después de forcejear con el concejal popular e intentar quitarle la enseña.

«No me esperaba esta escena en el balcón del Ayuntamiento en medio de las fiestas. Me ha salido el alma republicana», aseguraba más tarde Pisarello en su cuenta de Twitter mientra la red social se debatía entre pedir su dimisión o mostrarle su apoyo.

El caso es que no es la primera vez que Pisarello, nacido en Argentina en 1970 e instalado en Barcelona desde 2001, se convierte en el foco de atención: ya lo fue cuando, al poco de llegar al Ayuntamiento de la mano de Colau, con quien coincidió en el Observatorio DESC (de Derechos Económicos, Sociales y Culturales), se anunció que el Ayuntamiento de Barcelona fichaba como asesora de la concejalía de Vivienda a Vanesa Valiño, pareja de Pisarello.

Otro de los momentos tensos que ha protagonizado este Doctor en derecho y profesor de derecho constitucional en la UB se produjo cuando el Ayuntamiento de Barcelona decidió retirar el busto de Juan Carlos I de la sala de plenos y Pisarello apareció en todas las imágenes dando indicaciones a los operarios. El propio Pisarello fue el encargado de retirar el cuadro del monarca que Alberto Fernández colocó a modo de protesta en el lugar que ocupaba el busto.