Desmantelan en Barcelona un local ilegal donde se jugaba con apuestas al Mahjong
Una imagen del dinero incautado - abc

Desmantelan en Barcelona un local ilegal donde se jugaba con apuestas al Mahjong

Pillaron en plena partida en el altillo de un bar a diez personas con 1.520 euros sobre la mesa y otros 33.000 en los bolsillos

Actualizado:

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona han desmantelado un local destinado al juego ilegal en el que se efectuaban partidas de 'Mahjong', muy popular entre los ciudadanos chinos, donde se jugaban importantes cantidades de dinero, han informado fuentes policiales. El viernes, los dos cuerpos policiales irrumpieron en este local, un bar situado en el número 1 de la calle Trafalgar, justo cuando varios jugadores habían iniciado una partida.

Los agentes entraron después que desde hacía días sospechaban que se realizaba alguna actividad prohibida dado que había movimientos extraños en los alrededores, con coches de gama alta cuyos ocupantes entraban en el local y no salían hasta altas horas de la madrugada. Con estas sospechas, se puso en marcha un dispositivo de vigilancia de paisano que determinó que en el local se jugaba a 'Mahjong' y se apostaban importantes cantidades, han detallado en declaraciones a los medios el sargento de la Guardia Urbana Gustavo Guerrero y el sargento del área administrativa de los Mossos d'Esquadra Francesc Ferré.

Cuando el bar cerraba, se iniciaba la actividad en un altillo del fondo del local, donde había tres mesas. El viernes encontraron dos mesas en activo, con jugadores controlados por una persona de la organización, y mientras se llevaba a cabo la operación policial quiso entrar más gente, supuestamente para jugar en la mesa vacía. Los agentes instruyeron once actas administrativas, nueve individuales a cada jugador y una acta al local por juego ilegal, y una última de inspección del local, e identificaron 10 personas: una fue trasladada al servicio de extranjería para comprobar su situación.

A varios los cuerpos policiales ya los tenían catalogados como "jugadores" en timbas, y los sargentos han recordado que no se trata de una actividad delictiva perseguida penalmente sino una sanción administrativa, por lo que se prevén sanciones para jugadores y organizadores.

Hasta 33.000 euros en los bolsillos

En el momento de la inspección había cuatro personas en cada mesa, con 1.520 euros en juego sobre ambas y 1.700 para jugar entre todos los jugadores, y en los bolsillos llevaban hasta 33.000 euros; el dinero y las fichas en juego fueron decomisadas y se precintaron las tres mesas. Los agentes denunciaron al propietario del bar por realizar una actividad diferente a la permitida por la licencia, irregularidades en las medidas contra incendios, el seguro no se ajustaba a la licencia y otras infracciones como la falta de rotulación o la deficiente iluminación.

Precisamente el propietario del bar tenía antecedentes por infracciones contra la propiedad intelectual y uno de los jugadores los tenía por tenencia, tráfico de armas, municiones y explosivos. Uno de los jugadores llevaba encima documentación que la Policía está investigando que está escrita en chino, y que apunta a una especie de contabilidad sobre partidas celebradas en este lugar y deudas, ya que "de alguna manera hacía de banquero".

Los sargentos han recordado que la normativa considera juego ilegal cuando es alguno de los catalogados para desarrollarse en locales destinados para ello, como casinos, o bien, con cualquier tipo de juego "cuando se cruzar apuestas superiores al 50 por ciento del sueldo mínimo interprofesional", de poco más de 600 euros, como sucede en este caso. Han explicado que el de este local, donde al menos en los últimos diez días montó estas partidas de forma diaria, es un caso "excepcional y puntual" y que en hacía años que en Barcelona no se detectaba una actividad de estas características.