Un niño de Olot no vacunado, primer caso de difteria en España desde 1987

El menor, de 6 años, está ingresado en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona

Actualizado:

La alerta saltó este martes en Olot (Gerona) tras trascender que un niño de 6 años de esta población está en estado crítico tras contraer difteria, una enfermedad infecciosa que se daba prácticamente por erradicada en nuestro país gracias a las campañas de vacunación. De hecho, es el primer caso que se registra en España desde 1987. Según confirmó a ABC el epidemiólogo del hospital Clínic de Barcelona, Antoni Trilla, los padres del niño, que tienen otro hijo, no le inmunizaron por no ser partidarios de las vacunas.

El niño llegó el jueves pasado a las urgencias del hospital de Olot, aunque arrastraba síntomas –cefalea, fiebre, etc.– desde el lunes anterior. Tras unas pruebas, el sábado se confirmó que sufre difteria y ese mismo día fue trasladado al hospital Vall d’Hebron de Barcelona, donde sigue en la UCI en estado crítico.

La subdirectora general de Vigilancia y Respuesta a Emergencias de la Agencia de Salud Pública de la Generalitat, Mireia Jané, explicó que el niño estuvo de colonias la semana pasada con compañeros de su edad y «con otros cursos del mismo colegio y de otros». Por eso, desde el sábado la Consejería catalana de Salud está siguiendo a entre 100 y 150 personas que estuvieron en contacto con el menor.

En busca de la antitoxina

La difteria se transmite como un catarro, a través de las vías respiratorias, principalmente por tos y estornudos. Según señaló el doctor Trilla, no debe cundir la alarma, ya que más del 90% de la población está inmunizada porque se incluye en los calendarios de vacunación. El calendario prevé seis dosis (a los 2, 4, 6 y 18 meses de edad y dos pinchazos posteriores a los 6 y 13 años). Con todo, la vacuna pierde efecto en la edad adulta.

El contagio se produce de persona a persona. En el caso del menor de Olot, se desconoce aún quién se lo contagió. «No hay ninguna hipótesis», precisó Trilla, aunque deslizó que el país más cercano a España donde se han registrado casos es Rusia. Precisamente, el Ministerio de Sanidad hizo gestiones con este país para conseguir la dosis de la antitoxina que se ha suministrado al menor de Olot. España no tenía ninguna dosis de la antitoxina porque no se daba ningún caso desde hace 28 años. La búsqueda, contra reloj, se inició en la Organización Mundial de la Salud. Pero ni la OMS ni el CDC de Atlanta disponían del fármaco.