Preparativos de la Feria del Libro de Fráncfort en 2007
Preparativos de la Feria del Libro de Fráncfort en 2007 - afp

El inglés se convierte en la segunda lengua de traducción de literatura catalana

En 2014 se tradujeron del catalán 112 obras, 79 de ellas con subvención del Institut Ramon Llull

Actualizado:

La literatura catalana sigue recogiendo lo sembrado tras su paso por la Feria del Libro de Fráncfort de 2007 y, a siete años del desembarco alemán, puede presumir de que el inglés se haya convertido en la segunda lengua por detrás del castellano a la que más se traducen los títulos en catalán.

Así lo ha anunciado este martes el director del Institut Ramon Llull, Àlex Susanna, quien ha querido destacar las traducciones al inglés de «Incerta Glòria», de Joan Sales, y «El Quadern Gris», de Josep Pla, así como el éxito de «La mala dona», de Marc Pastor, escogida por el diario «The Times» como una de las mejores novelas de 2014.

En total, según ha explicado Susanna, el año pasado se tradujeron del catalán un total de 112 obras, 79 de ellas con subvención del IRL. Una cifra ligeramente inferior a los 127 títulos de 2013 que, sin embargo, vienen a culminar «una tendencia que se inicia en 2012, momento en que la literatura catalana entra en los circuitos comerciales del sector editorial anglosajón». Este se concreta en un total de 13 traducciones al inglés, idioma que se coloca en segunda posición solo por detrás del castellano, que encabeza aún el ránking con 39 títulos traducidos.

Una de las razones hay que buscarla, sin duda, en el empuje esa política de subvenciones que se mantiene más o menos inalterable desde hace una década y que en 2014 se tradujo en 219.517 euros para la traducción de obras del catalán y 90.186 euros para la promoción. En total, cerca de tres millones de euros en una década para dar a conocer la literatura catalana en el extranjero.

Con todo, el director del IRL, Àlex Susanna, destaca también que la calidad es un factor determinante, razón que, a su entender, explicaría que un mercado tan tradicionalmente hermético como el anglosajón se haya abierto a las letras catalanas. En 2015, la traducción al inglés de «La vida amarga», de Pla, y «Quanta, quanta guerra», de Mercè Rodoreda, y «Vida privada», de Josep Maria de Segarra, perpetuará esta relación de bonanza entre el catalán y el inglés.

Después del inglés, las lenguas a las que más obras catalanas se traducen son el italiano, el polaco, el francés y el sueco -éste, como efecto directo de la participación en la Feria de Goteborg-, y Susanna ha llamado la atención sobre la importancia del mercado polaco, ya que en 2016 «Barcelona o Cataluña serán las invitadas a la Feria de Varsovia».

En términos generales, Albert Sánchez Piñol, con «La pell freda» vertida a 37 idiomas, es el autor más traducido en los últimos años. Le siguen Mercè Rodoreda (35 lenguas, «La plaça del Diamant»), Salvador Espriu (24 lenguas) y Jaume Cabré (23 lenguas, «Jo confesso»).