parece mentira

Pujol, nuestro PRI

El intento de separación unilateral seguirá a pesar de Jordi Pujol y su familia, pero la memoria histórica ni el futuro ya no serán igual

joan lópez alegre
Actualizado:

Tienen razón los independentistas, el proceso de intento de separación unilateral seguirá a pesar de Jordi Pujol, sus hijos, su mujer y todo el dinero que no tuvieron tiempo de declarar a hacienda. Lo que ya no será igual es ni la memoria histórica ni el futuro.

No tiene gran importancia, pero Pujol, que tanto se empeñó en denigrar a Tarradellas, nunca será Tarradellas: ni calles, ni homenajes, lo que él no quiso para otros no lo tendrá para sí. Pujol tampoco tendrá el trato que se ha brindado a coetáneos políticos suyos como Carrillo, Fraga o Suárez.

¿Para qué fundar algo nuevo -un estado- que tiene los mismos vicios que lo ya existente? ¿No es una paradoja que el principal argumento para la separación, el presunto expolio español a Catalunya, sea ahora un bomerang que estalla en la cara no solo de Pujol sino de todo CiU?

¿Acabará CiU como Unió Mallorquina? CiU tras el caso Palau, Pretoria, Casinos, Pallerols, Turisme, es ahora un Costa Concordia de la política, que se mantiene a flote de forma artificial pero la ANC, Òmnium, ERC y los cuadros medios de CiU son frankesteins con vida propia que será imposible que sean controlados desde la Plaça de Sant Jaume. Como ocurría en México en las siete décadas del PRI, los presidentes podían saquear fondos públicos y luego tenían impunidad eterna. Aquí se cumplió la primera parte, la segunda quedo cerca.

Por extraño que parezca la confesión, forzada, de los Pujol crea más incertidumbre. El independentismo es un satélite fuera de órbita debido a la debilidad de CiU, la deshinibición de los grandes lobbys, empresas y grupos de presión catalanes e incluso el gobierno de la Nación.

Si el independentismo ha renunciado a Europa, al Euro, a España, a todo…. ¿Por qué no va a renunciar Pujol? Ya tienen otros mitos: Companys, Rafael de Casanovas, etc….

Matas, expresidente balear, en la cárcel desde aeyr, Camps, expresidente valenciano en el purgatorio político y social, Pujol convertido en un Ruiz-Mateos con tintes de José Luis Nuñez, sin duda los Paisos Catalans teníamos más en común que la cultura y la historia.

Ahora falta saber dos cosas: Cuando el tren de la independencia descarrile ¿Cuál será la magnitud de la catástrofe social y económica? ¿Qué sabían de todo esto los poderes del Estado pero miraron a otro lado a cambio de mantener una mínima lealtad institucional de Pujol? -temo que todo o casi todo-

La monarquía ha empezado su catarsis regenerativa, la sociedad parece recibir bien los cambios. ¿Seguirá el ejemplo la llamada clase política gobernante o seguirá pactando en privado y desangrándose en público?