tribuba abierta

Muletas obsolescentes

El blindaje del sistema de partidos da claras muestras de agotamiento, que trasluce en las últimas contiendas electorales, con la aparición nuevos proyectos políticos de ámbito nacional, en todo el espectro ideológico

matías alonso
Actualizado:

La transición a la democracia conformó un blindaje del sistema de partidos para consolidar este sistema de representación política de la soberanía popular. Un blindaje que hizo aflorar dos grandes fuerzas políticas antagónicas en el eje ideológico y consolidó, en País Vasco y Cataluña, fuerzas hegemónicas nacionalistas.

Socialistas y populares no han tenido empacho en pactar la gobernabilidad con nacionalistas catalanes y/o vascos, ampliaNdo sus períodos de gobierno sin mayorías absolutas. Para la gobernabilidad de España la muleta ha sido el nacionalismo. En el País Vasco la fuerza nacionalista hegemónica sí ha contado con la muleta de los socialistas, en los ochenta y noventa, mientras que en Cataluña han sido los socialistas quienes han contado con una muleta nacionalista, aunque no hegemónica, durante la pasada década.

El blindaje del sistema de partidos da claras muestras de agotamiento, que trasluce en las últimas contiendas electorales, con la aparición nuevos proyectos políticos de ámbito nacional, en todo el espectro ideológico. Los ciudadanos reclaman, cada vez con mayor claridad, un cambio en el sistema que refuerce la pluralidad y permita un mayor y mejor control sobre el funcionamiento de partidos e instituciones.

Los partidos surgidos durante el proceso de transición a la democracia, que se han repartido la acción de gobierno, central y autonómico, en España, País Vasco y Cataluña, no parecen estar por la labor. Siguen dispuestos a prestarse la muleta, en aras a la gobernabilidad, con tal de mantener sus cuotas de poder.

Lo hemos visto en Cataluña, durante la presente legislatura, con reiteradas ofertas de los populares al gobierno nacionalista para que volviera al redil del pasteleo, como hicieron con sordina en la breve legislatura anterior. Lo vemos ahora en el intento de reflotación de los socialistas, dispuestos a seguir siendo muleta del nacionalismo, sirviendo la coartada para el camino a la autodeterminación: consulta legal y pactada; pregunta que blinda el nacionalismo y deja abierta la secesión.

Muleta para Mas, atorado en su callejón separatista. Para la gran mayoría de los españoles, entre ellos una mayoría de los catalanes, coartadas políticas de este tipo son muletas obsolescentes.

Matías Alonso es secretario general y portavoz de Ciutadans.