parece mentira

Andorra

Los republicanos e independentistas se han cansado de decir que es imposible que la Infanta no supiera lo que hacía Urdangarín, por ese mismo razonamiento parece difícil de aceptar la tesis de que Pujol no sabía lo que hacían su mujer y sus hijos

joan lópez
Actualizado:

Pocos países han acometido un proceso de modernización y democratización tan rápido como Andorra. En pocos años han introducido una fiscalidad, afortunadamente blanda para sus ciudadanos, han construido infraestructuras -en un entorno natural adverso para ese tipo de trabajos-, han modernizado su apuesta por el turismo y el comercio y han destacado por una eficacia sin corrupción en la administración poco vista por estos lares.

Por eso me sabe mal que a final todo el mundo acabe llevándose Andorra a la boca por las actuaciones, presuntas como no, de la Familia del Expresidente Pujol. Al igual que los viajes a comprar azúcar, aceite y tabaco son parte del pasado y ahora prima el turismo termal, el ski, las compras y el senderismo, el ir a Andorra a llevar o traer dinero está demodé. Ahora un golpe de click te ahorra el viaje con la inexcusable parada en Can Pep de Castellfollit de Riubregós.

Estoy por apostar que la fortuna de los Pujol es lícita y legal, si no es así hay que tener gran sensación de impunidad para ingresar alrededor de un millón de euros en un mes en un país que era por esos tiempos, aún, un paraíso fiscal.

Sobre la actuación de los Pujol me asaltan dudas sin respuesta: ¿Si optaron por llevar su dinero a un paraíso fiscal será porque creen que su país es un infierno fiscal? Si es así, porque durante dos décadas de gobierno en Catalunya e influencia decisiva en el Gobierno de España (o es que alguien no recuerda la rendición de Breda del Majestic) no hizo nada para cambiar el infierno fiscal que en el que vivía.

Los republicanos e independentistas se han cansado de decir que es imposible que la Infanta no supiera lo que hacía Urdangarín, por ese mismo razonamiento parece difícil de aceptar la tesis de que Pujol no sabía lo que hacían su mujer y sus hijos. Otra de las teorías de la conspiración, que asombrosamente, funciona, es decir que todo esto es un montaje para desacreditar al llamado “Procès”. Vamos como lo de Banca Catalana pero 30 años más tarde.

Algunos sospecharán sin pruebas fehacientes que desde entonces hemos estado gobernados por un consorcio familiar destinado a perpetuarse en el poder para poder seguir «amb el negoci», yo en cambio creo que si la Familia Pujol no tuviera todos los problemas que se ha buscado y su horizonte judicial no fuera tan negro, quizás, no estaríamos metidos en el lío de la independencia. A fin de cuentas si se comprueba lo que ahora se investiga solo se demostraría que se ha usado el poder para lucro personal por lo tanto ¿Porque no creer que la mejor forma de evitar la cárcel es montar un carajal monumental que lleve a la ruptura de un país y su sistema judicial?