el mentidero

Conquistadores catalanes

Los nacionalistas aseguran que no pueden reducir el IRPF por la asfixia financiera que sufre Cataluña por culpa del Estado. Obviamente, no ofrecen toda la información

maría jesús cañizares
Actualizado:

Me cuenta un dirigente de la nueva Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), la que se ha echado al monte del independentismo, que este verano se va a Extremadura. Carretera y manta. Dice que le encanta madrugar para coger el coche y llevar a su familia a esa bella tierra de conquistadores. Durante esos días se niega a leer los periódicos. Hace bien. No vaya a ser que algún compañero de partido critique por enésima vez al presidente extremeño José Antonio Monago por bajar los impuestos «a costa de los catalanes». Los nacionalistas aseguran que no pueden reducir el IRPF por la asfixia financiera que sufre Cataluña por culpa del Estado. Obviamente, no ofrecen toda la información. Por ejemplo, que el pacto con ERC obligó al Ejecutivo de Artur Mas a incumplir sus promesas electorales y a aumentar la presión fiscal con nuevas tasas (más de 30) e impuestos. «Apostamos por una reducción selectiva de la presión fiscal individual», puede leerse en la página 127 del programa de CiU para las elecciones autonómicas de 2012. ¡Y tan «selectiva»! Porque la Generalitat sí que reduce el IRPF al ciudadano... si hace donaciones a entidades que se dedican a fomentar el catalán. Incluso a aquellas con sede en Valencia, Aragón o el sur de Francia. Pancatalanismo, le llaman. El presidente valenciano, Alberto Fabra está que trina y así se lo ha comunicado a su homólogo catalán en una carta enviada a la plaza Sant Jaume, tierra también de conquistadores. Identitarios, en este caso, y herederos de otro Jaume, el «Conqueridor».

Más motes. Seguimos con Pedro «el Guapo», uno de los candidatos a liderar el PSOE y que cuenta con el apoyo del núcleo duro de los socialistas catalanes. En el PSC no agradó que Eduardo Madina defendiera una consulta secesionista «legal» por la mañana y por la tarde rectificara. «Es impropio de un aspirante a presidir España», explica un veterano miembro de esta formación. El nuevo PSC que pilotará Miquel Iceta tras las primarias del 13 de julio se ha propuesto ser extremadamente pulcro en su discurso. De ahí que exijan lo mismo al sustituto de Rubalcaba. Y la consigna es muy clara: no habrá consulta el 9 de noviembre. También hay primarias en ERC, en este caso para decidir al alcaldable por Barcelona. La cosa está entre Alfred Bosch y Oriol Amorós, pero hay miembros del partido perplejos ante la persistencia del segundo. Y es que el líder republicano Oriol Junqueras -¿por qué se prodiga tan poco? ¿Miedo al desgaste?- quiere deshacerse de herencias de otra época y su apuesta es Bosch. «En ERC, cuando hacemos primarias, nos matamos entre nosotros», ha asegurado una diputada republicana en «petit comite». Bosch es autor de la novela histórica «Alia, la Sublime». El apodo promete.