el oasis catalán

Formas

Ahí está el manual de urbanidad -cuestión de formas, buen ambiente y buen rollo- pro proceso independentista. No es una broma: existe

miquel porta perales
Actualizado:

El nacionalismo catalán -ustedes ya lo habrán notado- cuida mucho las formas. Hay que crear un buen ambiente que facilite el diálogo con el Estado, dicen. Una muestra de inteligencia política, sin duda. Quizá por eso -para crear buen ambiente-, CiU se abstuvo en el Congreso -ERC e ICV se pronunciaron en contra- en la votación de la ley que regula la abdicación del Rey.

Quizá por eso, Artur Mas fue parco en sus aplausos. Quizá por eso, CiU se abstuvo también -ERC, ICV y la CUP votaron favorablemente- en el Parlament en la resolución pro referéndum para decidir la forma de Estado. Por cierto, PSC y Ciudadanos también se abstuvieron: ¿no dijo el clásico que la política hace extraños compañeros de cama? Prosigo. Quizá por eso -buen ambiente-, Artur Mas -la agenda- no asistió al acto de Girona presidido por Felipe VI. Quizá por eso, el alcalde de Girona declaró que el título de Príncipe -o Princesa- de Girona no representa a la ciudad. Sí señor, así se favorece el diálogo. Añado: alta política, la que practica a diario el nacionalismo catalán.

Y ahí está el manual de urbanidad -cuestión de formas, buen ambiente y buen rollo- pro proceso. No es una broma: existe. Título: Breve manual de buenas prácticas del independentista. Anoten: «No descalifiques, no propagues rumores ni falsas noticias, no insultes, no caigas en la trampa del triunfalismo, respeta todas las otras lenguas, utiliza el poder de la sonrisa, escucha los argumentos contrarios, replica con sentido y determinación, convence a los indecisos, atraigamos la simpatía internacional».

¡Qué buenos que son los nacionalistas y cómo quieren y respetan a los ciudadanos! Aunque, se les entiende todo. Lo dijo el clásico: «dar sobre esto instrucciones y providencias muy templadas y disimuladas de manera que se consiga el efecto sin que se note el cuidado». En nuestro caso, el Manual de buenas prácticas independentistas se propone «ensanchar la base del independentismo». Una buena muestra de simulación, autoayuda y propaganda.