La ANC diseña una Armada catalana con 2.000 efectivos
La presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Carme Forcadell - efe

La ANC diseña una Armada catalana con 2.000 efectivos

La división naval del hipotético ejército controlaría las aguas territoriales

Actualizado:

La Asamblea Nacional Catalana (ANC), la entidad de la sociedad civil que ejerce de motor del proceso soberanista, continúa dando pasos en su hoja de ruta hacia el Estado catalán. Después fijarse como objetivo la proclamación de la independencia para el 23 de abril de 2015, la organización que preside la exconcejal de ERC Carme Forcadell estableció este martes las bases de cómo sería el ejército del futuro estado catalán, empezando por la Armada.

Su comisión sectorial de Defensa ha elaborado un documento que concreta cómo debería ser la división naval de un ejército catalán, algo así como una Armada de Cataluña con unos 2.000 efectivos, diseñada de manera que pueda «controlar las aguas territoriales» tras una hipotética independencia.

El informe establece que el primer paso es poner en marcha una Academia Naval en un máximo de tres años tras la proclamación de la independencia, y que ese organismo debería formar a los futuros oficiales y suboficiales.

Para ello, plantea llegar a un acuerdo con algún otro Estado -señala al Reino Unido como mejor candidato- para que se encargue de la formación de estos cargos, con el objetivo de que a medio y largo plazo todos el personal surja de la propia Fuerza Naval catalana.

La sectorial de Defensa propone una Patrulla Litoral que defienda las aguas territoriales, la protección de infraestructuras portuarias, la lucha contra el contrabando y el narcotráfico, el salvamento marítimo y el apoyo contra catástrofes.

A partir de aquí, los impulsores del informe llaman a tejer alianzas con diferentes instituciones internacionales que trabajan en la defensa del Mediterráneo como la OTAN, para lo que plantean un Comando de Escolta. En una tercera etapa, dentro de 10-15 años, habría que «plantearse» la necesidad de proyectar una fuerza en el Índico y en el Atlántico, en un contexto multinacional para la «contribución a la paz o a la seguridad mundial», según el documento. Pone de ejemplo la piratería en las costas de Somalia o la evacuación de civiles en el golfo de Guinea.

En total, la sectorial de Defensa cifra en 2.000 efectivos el personal necesario para que funcione la Fuerza Naval catalana, una cifra que podría aumentarse o reducirse según el sistema de reservistas.

El citado informe, que sugiere la compra de corbetas, fragatas, patrulleras y hasta drones no tripulados no es «oficial» de la entidad, según subrayó ayer en su web la ANC asegurando que «lo asume solo la comisión sectorial». En un comunicado colgado en internet, la ANC afirma que los posicionamientos oficiales de la entidad solo son aquellos expresados por la Asamblea General o por el Secretariado Nacional y todos sus órganos. «Se debe tener presente que las opiniones y los posicionamientos de las asambleas territoriales y/o sectoriales expresan su visión sobre cualquier tema pero no necesariamente la oficial de la ANC», remarca.