barcelona al día

Rotunda mayoría del 25 por ciento para la secesión

La relatividad nos advierte de que estos dos partidos políticos con unos seguidores tan persuadidos, convencidos e ilusionados consiguieron un total algo menor a la mitad de la mitad del electorado

Actualizado:

Durante los días siguientes de unas elecciones, cualquier persona sensata y observadora (y que no cobre de la actividad política o tertuliana) comprenderá la grandeza de esa simpleza de que nada es absoluto y todo es relativo que se le suele atribuir falsamente a Einstein, cuando su Teoría de la Relatividad viene a demostrar justo lo contrario, que la velocidad de la luz en el vacío es absoluta. Pero, sí, en efecto, tras unas elecciones, todo es relativo, y especialmente el significado de las matemáticas.

El que gana, puede perder; el que pierde, puede ganar; se puede hablar de una mayoría con una evidente minoría y es «matemáticamente» demostrable que una minoría es mayoritaria. Y la persona sensata y observadora asiste a estos cálculos con ese inevitable «sí, sí; no, no» de perrito de plástico de la bandeja trasera de un coche. Todo es que sí, y todo es que no. En Cataluña, es un sí rotundo la victoria de los dos partidos políticos empeñados en la construcción de una República Catalana, ERC y CiU, pues entre los dos han conseguido un 45 por ciento de los votos, que es una mayoría amplia y estimulante para su proyecto, aunque haya otro 55 por ciento de votantes que no estén con ellos. Y también es un sí rotundo a que fueron a votar menos de la mitad del electorado...

Es decir, que la relatividad nos advierte de que estos dos partidos políticos con unos seguidores tan persuadidos, convencidos e ilusionados consiguieron un total algo menor a la mitad de la mitad del electorado. Y estos números le animan a decir a Oriol Junqueras, presidente de ERC y ganador de estas elecciones, que como muy tarde en un año y medio podrá proclamar la República Catalana..., y hay que suponer que para ello cuenta con que esas tres cuartas partes del electorado que ahora no han estado con él, lo estarán próximamente. Una teoría como la de la relatividad, y que demuestra que la velocidad de las palabras en el vacío también es absoluta.

En fin, supongo que pasados unos días recobraremos la confianza en la claridad de las matemáticas, porque, por ahora, hemos de decir «sí, sí» a que con apenas un 50 por ciento de votantes se muere el bipartidismo, pero, en cambio, con apenas un 25 se obtiene una gran mayoría para el secesionismo.