tribuna abierta

Perseverar en el error

Perseverar voluntariamente en el error político resultaría grotesco si no fuera por el efecto perverso que tiene en los demás

Actualizado:

Las elecciones autonómicas que CiU convocó de manera precipitada solicitando a los catalanes una amplia mayoría, supuso para Astur Mas un estrepitoso fracaso y la pérdida de 12 diputados. En estas europeas, CiU clamaba por una amplia mayoría para reforzar el liderazgo del president y han vuelto a perder.

Perseverar voluntariamente en el error político resultaría grotesco si no fuera por el efecto perverso que tiene en los demás. Lo cierto es que Mas se está chamuscando a fuego lento en la partida que ERC le obliga a jugar apostándolo todo a la independencia, y sin poder hacer nada más. En lo que va de legislatura, la inacción política es una constante, no se toma ni una sola medida económica que ayude a la reactivación de los pequeños y medianos empresarios, ni se bonifican tasas, ni se rebajan impuestos, ni se flexibilizan horarios, ni se incentiva el consumo o se facilita la contratación.

La administración sigue sin reformas efectivas que la hagan más eficaz y ágil, por el contrario se blinda un sistema obsoleto en su estructura e insostenible en su coste. En cuanto a las medidas de regeneración democrática, los imputados siguen en sus poltronas anunciando que abandonan sus cargos de partido pero no sus sueldos públicos y siguen los escándalos sobre la financiación ilegal de los partidos. En lo que respecta a la ley de transparencia su aprobación se alarga en el tiempo, lo que impide obtener información sobre despilfarros de dinero público en las consejerías, sueldos de enchufados en empresas públicas o respuestas concretas a decisiones de los consejeros.

La ley electoral, sigue sin acuerdo sobre la democracia interna de los partidos, necesidad de mejorar los instrumentos de participación política, la negativa a implantar un sistema de reparto de escaños más proporcional del que no quieren ni oír hablar para no perder privilegios. Una parálisis política total que empuja al conjunto de los catalanes al desespero en tiempos de dura crisis, mientras otros juegan su particular partida política apostándolo todo a un referéndum ilegal. Equivocarse es humano, perseverar voluntariamente en el error es perverso.

Carina Mejías es portavoz de Ciutadans en el Parlament.