los martes, toros

Yo me voy a los toros

Más ganas dan de salir corriendo a los toros, que aún hay tiempo de conseguir alguna entrada para ver al catalán Serafín Marín enfrentarse a los míticos miuras en la última corrida de la feria madrileña

Actualizado:

Si uno se pone a analizar los resultados de las elecciones europeas en Cataluña, la mejor decisión es dejarlo todo e irse a los toros, ahora que la Feria de San Isidro está en su máximo esplendor.

ERC se pone en cabeza de la carrera separatista; le saca una cabeza a CiU, y PSC se descalabra. Claro que PP tampoco puede sacar demasiado pecho, al contrario; mientras ICV se mantiene y Ciudadanos no acaba de disparar. Vamos, que ocurre lo de siempre, que el que quiere independencia se va al original. No puedo imaginarme cómo estarán los poderes ocultos de CiU tragándse estos resultados, añorando tiempos ya pasados. Están al borde del precipicio y solo les queda dar un paso hacia adelante. ¡Ay la senda independentista! Tanta vuelta para que al final te adelante Esquerra por la estelada. ¡Ay Mas, ay Mas!

Si las cosas son como son y con todas las genialidades de Artur Mas para salir del atolladero en el que él mismo se metió, ahora le va a tocar ir de segundón, casi a esperar que Junqueras sea magnánimo y le de algún cargo honorífico, porque ahora ni una placa podría poner con su nombre como artífice del Estat. Del Estat sin toros, claro.

Por eso, como cuanto más en profundidad se analizan los resultados de los comicios del domingo, más se marea uno por el embrollo en el que está inmersa esta Cataluña ya no sé si feliz o no; más ganas dan de salir corriendo a los toros, que aún hay tiempo de conseguir alguna entrada para ver al catalán Serafín Marín enfrentarse a los míticos miuras en la última corrida de la feria madrileña.

Allí si que va a haber verdad, sin juegos de manos políticos, con el valor y la pasión por delante. Buen ejemplo para Mas. !Que alguien le consiga un pase de callejón para Las Ventas!