El Rey Felipe VI, momentos antes de recibir al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
El Rey Felipe VI, momentos antes de recibir al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy - efe
Casa del Rey

Las veinte medidas aplicadas por Don Felipe para renovar la Monarquía

El Monarca seguirá introduciendo cambios que también afectarán al mensaje de Navidad

ALMUDENA MARTÍNEZ-FORNÉS
Actualizado:

A las doce de esta medianoche se cumplirán los primeros cien días del Reinado de Don Felipe, una etapa que comenzó el 19 de junio pasado con el histórico discurso de proclamación en las Cortes y que se cerró este miércoles con la intervención del Rey ante el foro internacional más importante del mundo: l a Asamblea General de Naciones Unidas. En ambas ocasiones, el Monarca hizo alusión a la nueva etapa que ahora empieza en España.

Don Felipe no ha necesitado, como ocurre a los políticos, cien días para conocer el terreno que pisaba porque desde su nacimiento se venía preparando para este momento y porque en los últimos años, durante las distintas convalecencias posquirúrgicas de Don Juan Carlos, ejerció en su nombre en numerosas ocasiones, algunas tan importantes como la presidencia de los actos de la Fiesta Nacional.

Por ello, no había transcurrido el primer mes de su Reinado cuando Don Felipe empezó a renovar la Monarquía y a adaptarla a los nuevos tiempos. Hasta ahora, el nuevo Rey ha aplicado veinte medidas. Unas son para modernizar la Corona, otras para hacerla más próxima a los ciudadanos y algunas para proteger a la Institución de futuros casos Nóos. En los próximos meses Don Felipe seguirá introduciendo cambios, que también afectarán a la forma y el fondo del Mensaje de Navidad. Las primeras veinte medidas son las siguientes:

1. Nuevo sistema de trabajo en Zarzuela

El sistema de trabajo ha cambiado completamente en la Casa del Rey. Don Felipe se reúne con sus colaboradores, participa en los debates e interviene desde el principio en la toma de decisiones. Lo hacía así cuando era Príncipe y lo mantiene como Rey. En la etapa anterior, eran más frecuentes las reuniones de los colaboradores en solitario y que luego estos trasladaran sus decisiones a Don Juan Carlos, que tenía la última palabra.

2. Libertad para elegir los símbolos en juramentos

Quienes juren o prometan sus cargos ante el Rey pueden elegir si quieren hacerlo en presencia de un crucifijo y una Biblia, como ha ocurrido hasta ahora, o si solo quieren hacerlo ante la Constitución, que debe estar presente en todos los casos.

3. Nuevo protocolo en audiencias

A diferencia de lo que ocurría antes, ahora el Rey es el que espera a sus visitas en el Salón de Audiencias de La Zarzuela, en lugar de sus invitados a él, y el ayudante de campo ya no anuncia la entrada del Monarca con el tradicional «Su Majestad el Rey».

4. La exclusividad de la Familia Real

Una de las primeras decisiones que adoptó Don Felipe fue disponer que «los miembros de la Familia Real solamente podrán desarrollar, con carácter de exclusividad, actividades de naturaleza institucional». Es decir, que no podrán trabajar para empresas públicas ni privadas, como venían haciendo Doña Elena, Doña Cristina e Iñaki Urdangarín cuando aún eran miembros de la Familia Real.

5. Solo encargos del Rey y del Gobierno

Los miembros de la Familia Real solo podrán desarrollar las actividades institucionales que les encargue el Rey o, en su caso, el Gobierno, cuando requiera su aprobación, como fue la representación de España por parte de Don Juan Carlos en la toma de posesión del presidente de Colombia. Actualmente, solo son miembros de la Familia Real los Reyes, Don Juan Carlos, Doña Sofía, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía.

6. El Rey es quien fija las retribuciones

Don Felipe distribuirá «libremente», como establece el artículo 65 de la Constitución, las retribuciones de los miembros de la Familia Real. En el Reinado de Don Juan Carlos la distribución se hacía de acuerdo con unos porcentajes.

7. Los familiares del Rey no perciben retribuciones

Los miembros de la familia del Rey que no formen parte de la Familia Real (hermanas, sobrinos, primos...) no desarrollarán actividades institucionales ni percibirán retribución del Presupuesto de la Casa.

8. Encargos puntuales para los familiares

Ocasionalmente, el Rey o el Gobierno podrán encargar con carácter puntual a los familiares del Monarca alguna actividad institucional, pero no percibirán por ello retribución alguna. En cambio, sí contarán con apoyo personal y material de Zarzuela.

9. Control de los regalos que reciba la Familia Real

Antes del 31 de diciembre de 2014 se establecerá un régimen jurídico de los regalos recibidos por los miembros de la Familia Real. Don Felipe siempre ha sido muy escrupuloso con esta cuestión. Según fuentes de Zarzuela, los regalos que recibió con motivo de su boda en 2004 fueron cedidos a Patrimonio Nacional.

10. Código de conducta para el personal de Zarzuela

Además de las incompatibilidades ya existentes para el personal de la Casa del Rey, antes del 31 de diciembre se aprobará un código de conducta que incorpore principios de buen gobierno.

11. Asesoriamiento jurídico permanente

La Casa del Rey ha firmado un convenio con la Abogacía General del Estado para que sus Servicios Jurídicos presten asesoramiento jurídico ordinario y permanente a la Jefatura del Estado.

12. Apoyo a los intereses económicos

Zarzuela también ha suscrito un convenio con la Secretaría de Estado de Comercio que regula las labores de apoyo de los intereses económicos españoles y presta asesoramiento permanente y directo.

13. Auditoría externa de las cuentas de la casa

A partir de 2015, las cuentas de la Casa del Rey estarán sometidas, además de a los controles internos, a una auditoría externa, que realizará la Intervención General del Estado. Este control deberá preservar la independencia presupuestaria que establece la Constitución.

14, Publicación del informe anual

Las cuentas de la Casa se publicarán anualmente acompañadas del informe de la auditoría externa y de una memoria de actividades.

15. Gesto con los homosexuales

Por primera vez, las asociaciones de gais, lesbianas y transexuales han sido invitadas, junto a otras organizaciones de carácter solidario, a los actos de la Corona.

16. Incorporación de jóvenes profesionales

Los Reyes han incorporado a jóvenes profesionales y emprendedores a la lista de invitados a los almuerzos o cenas oficiales. La primera vez que se adoptó esta medida fue durante el almuerzo en honor del presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, que se celebró en el Palacio Real.

17. Mayor apertura a la sociedad civil

Con el fin de acercarse a los españoles, Don Felipe y Doña Letizia sustituyeron en Palma de Mallorca la tradicional cena a las autoridades, a la que solían acudir unos 50 invitados, por una gran recepción a todos los sectores de la sociedad balear, a la que asistieron unas 200 personas.

18. Transmisión de una imagen moderna

El Ipad, los pendrive y los portátiles han sustituido al papel como herramientas habituales de trabajo en el despacho del Rey y en el resto de las instalaciones del Palacio de La Zarzuela.

19. Discursos más largos pero más próximos

Los discursos del nuevo Rey son más largos que los de Don Juan Carlos. También sus frases son más extensas y complejas, lo que podría dificultar su comprensión. Sin embargo, Don Felipe ha añadido proximidad en sus intervenciones en público, en las que suele incluir referencias a los sectores más desfavorecidos y muchas veces olvidados en los foros oficiales.

20. Mayor aplicación de la transparencia

Aunque la Casa del Rey pidió en el anterior Reinado su incorporación a la ley de Transparencia, la entrada en vigor escalonada de esta norma ha hecho que algunas de sus disposiciones no hayan visto la luz hasta ahora, como ha sido la publicación, por primera vez, del patrimonio de los altos cargos de Zarzuela.