Fragmento de la portada de un libro con chistes de Lepe editado por Edicomunicación S.A.
Fragmento de la portada de un libro con chistes de Lepe editado por Edicomunicación S.A.

¿Qué convirtió a Lepe en blanco de todos los chistes?

Las guasas sobre los habitantes de esta localidad onubense son tan populares que hasta dieron pie al que dice: «Todos los leperos están en los chistes»

Actualizado:

El Lepe del refrán «Ser más listo que...» nada tiene que ver con los famosos chistes que tienen como protagonistas a los habitantes de la localidad onubense del mismo nombre. Cuentan que «llegó uno a Lepe y se encontró el pueblo desierto. Ni un alma por las calles. Hasta que tras una reja encontró a una viejecita y le preguntó: "Oiga, ¿no hay nadie aquí en Lepe?". "No -contestó la señora- todos los leperos están en los chistes"».

No llegará el número de chistes a los más de 27.000 habitantes de Lepe, pero llenan libros enteros con guasas sobre los leperos. Tanta es su popularidad, que IU llegó a plantear que los chistes leperos fueran declarados Bien de Interés Cultural (BIC) y protegidos así como patrimonio inmaterial del pueblo.

¿Cómo surgió este «boom» de chistes de Lepe? Su origen no se remonta al lepero Rodríguez Pérez de Acevedo, el primer hombre de la flotilla de Colón en divisar América que «logró ver tierra americana aún siendo noche cerrada». Es más probable que alguien contara un chiste sobre Lepe, dando pie a que éstos comenzaran a difundirse por todo el mundo como una bola de nieve cuesta abajo.

O quizá al impulso que le dio Manuel Summers (1935-1993) al humor de esta localidad onubense. El director de cine y humorista, padre del cantante David Summers de «Hombres G», descubrió durante sus veraneos en Lepe la habilidad de su gente en contar historias con gracia y así lo dio a conocer. «Summers cuenta tan bien los chistes de leperos que lo han hecho lepero honorario», contaba Antonio Burgos aquel 1993 en que el Lepe convirtió al humorista en hijo adoptivo. Hoy una plaza recuerda a Manuel Summers en Lepe, una localidad que «acepta los chistes de leperos con tal de que se cuenten con gracia» porque «un chiste de leperos contado con gracia lepera es un humor tan exquisito como un "joke" británico» mientras que «contado por un señor ajeno a la gracia de esta tierra es un insulto», añadía Burgos.

Ésta es la versión más extendida en Lepe. «Aquí ha habido personas muy señeras que han contado muy bien chistes», señalan desde el Ayuntamiento. Para los leperos los mejores chistes «son vivencias de aquí contadas con gracia», añaden.

Poca credibilidad dan, en cambio, en Lepe a la versión sobre el origen de este auge de chistes leperos que apunta al actor cómico de los años 30 José Álvarez Jáudenes, conocido como «Lepe».

Sede en los años 80 de la Semana del Humor, en 2013 una treintena de vecinos compitieron por contar el mejor chiste del pueblo en un concurso para fomentar «la verdadera gracia de Lepe, que no es la historia de por qué se mete la vaca en la nevera para tener la leche fría, sino que mezclamos metáforas que hacen al final la verdadera gracia», según relataba Paco Cordero, uno de sus organizadores. El concurso fue un éxito y, según señala Cordero a ABC, volverá a convocarse una nueva edición «pronto».