PROA A LA MAR

EL PAPEL DE LA BANCA

Actualizado:

HACE ya algún tiempo que estamos oyendo a la banca hablar de fluidez en el crédito, de nueva apertura de los canales de financiación a empresas y particulares, como síntoma claro de reactivación de una economía que, esta vez sí, empieza a tener visos de recuperación después de prácticamente siete años de caída.

Naturalmente, la sostenibilidad de la banca pasa por la estabilidad de ese flujo del crédito solvente; el negocio bancario es un negocio de financiación, al margen de que puntualmente la gestión de tipos de interés pueda aportarle beneficios, pero que nunca serán recurrentes a largo plazo si no se fundamentan en financiación a particulares y a proyectos empresariales viables.

Pero veamos cual es la realidad en un sector tan importante en nuestra provincia como el de la construcción, sobre el que se produjo el mayor despegue en los últimos años 90 y los primeros 2000. Sector, además, todavía imprescindible para nuestra recuperación ya que las deseables alternativas industriales aún no se vislumbran claramente en el horizonte próximo.

Y la realidad, de acuerdo con el informe publicado recientemente por el Instituto de Análisis Inmobiliario perteneciente al Grupo Euroval, no parece confirmar lo que aún no pasa de ser más que un buen deseo, al menos desde la situación del crédito hipotecario en todo el país y específicamente en nuestra provincia.

La vivienda en la provincia de Alicante se recupera ligeramente gracias a la demanda de extranjeros (junto con Málaga, totalizan alrededor del 40% de la demanda de vivienda por extranjeros en España), y presenta la caída más baja en transacciones de compraventa de viviendas, alrededor del -55,2% entre 2007 y 2013 (frente al -67,1% en España), mientras que el crédito hipotecario cae a tasas del -85,8% (-82,8% en España), lo que indica que este tipo de demanda de vivienda requiere menos crédito hipotecario (se financian solo un 17% de las compraventas de viviendas).

Pero la recuperación del sector no será estable hasta que mejore el acceso a la financiación de los españoles, obviamente relacionada con la creación global de empleo en particulares y confianza en las empresas. Y los datos, también los del Banco de España, siguen hablando de contracción del crédito.

Javier Fur es presidente del Círculo de Economía de Alicante