PROA A LA MAR

EL CRÉDITO A LAS EMPRESAS

Actualizado:

EN un cuaderno reciente sobre Internacionalización Empresarial, publicado por la Fundación CEDE, sus autores, los profesores de IESE Joan Enric Ricart y Jaume Llopis, afirmaban que España no será competitiva si no lo son sus empresas; sus empresas no serán competitivas si no se internacionalizan pronto y se exponen a la competencia internacional; no lo serán si no apuestan por la innovación, por la calidad, por las marcas, por la excelencia.

Y las empresas cada día lo tienen más claro, aunque no siempre encuentran las condiciones más favorables para abordar el proceso de salida al exterior. En el reciente barómetro de Empresa Familiar elaborado por KPMG y el Instituto de la Empresa Familiar, una conclusión es que el 80% de estas empresas –que no olvidemos que suponen el 70% del PIB y el 80% del empleo en España– esperan crecer en este primer semestre; y de las que esperan crecer, un 56% prevé que este crecimiento se centre fundamentalmente en el exterior. Siempre que mejore el acceso a la financiación (el 61% ha tenido problemas recientes en este sentido), que en estos momentos, pese a las manifestaciones reiteradas por la banca –que sigue siendo la opción prioritaria de financiación de las empresas– sobre nuevas facilidades crediticias, aún tiene problemas asociados al incremento de las garantías necesarias para acceder al crédito, la subida de tipos de interés o a la reducción de las líneas de crédito.

Y, ¿cómo nos afecta esta situación a las empresas alicantinas?. Puesto que estamos en un entorno más dinámico, los ciclos económicos impactan de manera más brusca, por lo que esas restricciones crediticias afectan de manera más relevante, lo que nos lleva a exigir para proyectos viables herramientas financieras que apoyen la recuperación y permitan mirar al futuro.

La pérdida de referentes locales en banca, aún no sustituidos correctamente por los nuevos entrantes, está siendo un elemento que ayuda poco a la expansión de la actividad, que debería ser más amplia para aumentar nuestra tasa de actividad y corregir e invertir la importante desviación negativa de nuestra tasa de desempleo, sin lo que difícilmente mejorará no solo nuestra actividad exterior, también el consumo interno, y alcanzaremos la situación de crecimiento estable que pretendemos, que la única recuperación sostenible es la que afecta a empresas y personas simultáneamente.

Javier Fur es presidente del Círculo de Economía de Alicante