Revelado

Federico Ayala Sörenssen

El revelado por Federico Ayala Sörenssen

Los héroes del Apolo XI en Madrid

Homenaje en las calles a Armstrong, Aldrin y Collins

Día 07/10/2015 - 10.51h

A las 3:56 horas de la madrugada –hora española- del 21 de julio de 1969, Neil Armstrong, el comandante de la misión, de 38 años, pisaba la Luna en el lugar previsto del Mar de la Tranquilidad. La humanidad entera observaba por televisión el acontecimiento. El astronauta pronunció su famosa frase: «Un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la Humanidad». Él y Eldwin Aldrin, piloto de 39 años, apodado Buzz, pasaron veintiuna horas y media en la Luna. Comieron cuatro veces y durmieron ocho horas –un sueño que, monitorizado desde la tierra, resultó intranquilo y sobresaltado- en el módulo lunar, el «Eagle». Michael Collins, piloto del módulo de mando, de 38 años, el más equilibrado de todos, permanecía en el módulo de mando. Hasta el último momento no se les informó de quienes descenderían y quien permanecería en orbita.

El acontecimiento es bien conocido por todos. «Ha dado comienzo la Era Espacial», tituló ABC en su edición del 22 de julio de 1969. Fue un acontecimiento histórico vivido de manera colectiva. La humanidad entera era consciente de que se entraba en un tiempo nuevo. Los viajes espaciales, vislumbrados apenas por la imaginación de los hombres, parecían estar al alcance de todos.

Los héroes visitaron ese mismo año veinticuatro países, entre ellos España. Tan solo dos días permanecieron en Madrid, con una agitada agenda en la que se incluyó la visita al jefe del Estado, Franco, y a los Príncipes Don Juan Carlos y Doña Sofía. En su crónica en ABC, publicada el 8 de octubre de 1969, Antonio Alférez contaba una conversación con el doctor Carpentier, el médico que les acompañaba en el viaje: «Se mantienen en buenas condiciones, pero el régimen anárquico de comidas que tienen que soportar estos días les está comenzando a provocar algunas molestias intestinales. Espero, sin embargo, que no haya ninguna anomalía en lo que queda de viaje. Por ahora cuido especialmente los líquidos que ingieren estos tres hombres, de los que tengo que cuidar». Con no poca ironía la crónica decía también: «Mientras charlábamos pasaron junto a nosotros Armstrong y Aldrin con unos vasos de whisky».

La fotografía es de un viejo conocido de esta sección, Jaime Pato (1922-2013), hijo del también fotógrafo Hermés Pato, comenzó a trabajar en la Agencia Efe, donde estuvo desde 1942 a 1965. Antes de cumplir los cuarenta años una fotografía suya dio la vuelta al mundo: el abrazo de Eisenhower y Franco en el aeropuerto de Barajas, en 1959. En 1965 comenzó a trabajar en ABC y Blanco y Negro, donde permaneció hasta su jubilación. Obtuvo los premios Mingote de 1971 y el Javier Bueno de 1993.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Buscar en ABC foto

Revelado

por Federico Ayala Sörenssen

La vuelta al mundo del «Graf Zeppelin»

La vuelta al mundo del «Graf Zeppelin»

El 18 de septiembre de 1928 voló por primera vez, de manera oficial, el dirigible [...]

El responsable del archivo de ABC selecciona una foto y revela sus secretos

Qué es ABC foto

Abrimos una ventana a nuestros lectores para que conozcan de primera mano el impresionante Fondo Fotográfico de ABC.

ABC

Copyright © DIARIO ABC, S.L.