Revelado

Federico Ayala Sörenssen

El revelado por Federico Ayala Sörenssen

Jesús de Medinaceli en Madrid

Las colas del primer viernes del mes de marzo

Día 04/03/2016 - 17.20h

El primer viernes de marzo de cada año tiene lugar el besapiés del Cristo de Medinaceli, en Madrid, que congrega a miles de fieles en torno a su basílica. El templo permanece abierto desde algo antes de la medianoche del viernes hasta poco después de la medianoche del sábado. Durante ese tiempo pasan decenas de miles de personas. Se celebran al menos 25 misas (ha habido años en los que se han celebrado 36). ¿Cuál es la historia de esta talla de 1,73 m de alto?

La adoración al Cristo se remonta a la primera mitad del siglo XVII, cuando los capuchinos de Sevilla encargaron una talla de Jesús para Mármora, en el norte de África, de cuya capellanía se hacían cargo. La plaza cayó en poder de las tropas del rey de Fez, Muley Ismael. Destruido el fortín, los españoles fueron tomados como rehenes con todas sus pertenencias, entre ellas la imagen de Jesús. Cuando se consiguió liberar a los cautivos, también se pagó por el Cristo. La estatua viajó a Ceuta, de allí a Sevilla y después a Madrid, dónde entró el 21 de agosto de 1682, precedida de una leyenda de hechos prodigiosos y milagros. La imagen se instaló en una capilla propiedad del duque de Medinaceli, bajo la custodia de los monjes trinitarios.

En el siglo XIX, durante la ocupación francesa de España, la talla sufrirá numerosos traslados: a la calle del Desengaño, luego a la de San Martín, después a la de San Sebastián y a distintas comunidades de monjas, hasta que regresó a su primitivo emplazamiento en la capilla del palacio. En agosto de 1927 comenzaron las obras de la basílica actual, que da a las calles Cervantes y Medinaceli, que terminaron en 1930. No habían acabado sus vicisitudes, pues a punto estuvo la iglesia de ser quemada en 1936: se roció con gasolina, pero los fieles consiguieron impedir la destrucción. Durante la guerra, el templo sirvió de albergue de milicianos. En febrero de 1937, un batallón de Margarita Nelcken encontró en el sótano la imagen buscando tablones para hacer fuego, pero el capitán José Escudero impidió que la destruyeran, hizo salir de allí a las tropas y cerró la puerta con llave. Comunicó el hallazgo a su comandante, Juan Manuel Oliva, y éste a la Junta de Defensa, que mandaba el general Miaja. Comenzaba su ultimo periplo.

La estatua fue considerada como tesoro artístico y reparada de los desperfectos que en ella había hecho la humedad. Por orden de la Junta, el tesoro artístico se traslada a Valencia y tras pasar por los castillos de Figueras y Perelada prosigue su marcha a Francia y finalmente, el 12 de febrero de 1939, a Ginebra, quedando instalado en el palacio de la Sociedad de Naciones. Terminada la guerra se gestionó el traslado de los tesoros artísticos. Los RR.PP. Capuchinos tenían noticia del paradero de la imagen y a Suiza viajó el padre Laureano, de noventa y siete años. La operación de vuelta fue un éxito. El 14 de mayo de 1939, Jesús Nazareno volvió a entrar triunfalmente en Madrid en medio del fervor popular.

El fotógrafo es Julio Duque (ca.1870-1936) quien trabajó en la revista Blanco y Negro desde su fundación. Pionero en el uso del magnesio, lo que posibilitó poder fotografiar lugares y situaciones antes imposibles, acompañó a la Familia Real durante muchos años. Monárquico convencido y reconocido, fue asesinado al comienzo de la guerra civil española. En su memoria la Dirección General de Prensa creó el Premio Julio Duque para el mejor trabajo gráfico en 1953.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Buscar en ABC foto

Revelado

por Federico Ayala Sörenssen

La vuelta al mundo del «Graf Zeppelin»

La vuelta al mundo del «Graf Zeppelin»

El 18 de septiembre de 1928 voló por primera vez, de manera oficial, el dirigible [...]

El responsable del archivo de ABC selecciona una foto y revela sus secretos

Qué es ABC foto

Abrimos una ventana a nuestros lectores para que conozcan de primera mano el impresionante Fondo Fotográfico de ABC.

ABC

Copyright © DIARIO ABC, S.L.