Música

Izal: «Para nosotros es muy importante no ser un clon de nadie»

Día 06/11/2012 - 11.37h
Temas relacionados

La banda, que se está convirtiendo poco a poco en uno de los grupos más nombrados de este año, actúa este viernes en la madrileña Sala Sol

Mikel y Enmanuel se conocieron en Macedonia («Yo hacía una hsitoria muy diferente, un rollo más intimo y acústico») pero el destino les unió. Ya tenía en la cabeza otra cosa diferente, dice. «Empezaba a componer en otra línea», comenta Mikel, vocalista y fundador de la banda madrileña Izal. Ya pensaba en una banda que en una sola guitarra, pero no fue tras volver a Madrid cuando fueron montando las piezas para la creación del grupo, hace dos años. Entre medias, se había grabado un primer EP, en medio de continuos cambios en la formación en la que se probaron varios músicos. Finalmente está compuesto por Mikel, vocalista y compositor, Alejandro Jordá (batería), Emanuel Pérez (Bajo), Alberto Pérez (Guitarras) e Ivan Mella (Teclados). Con la banda definitiva grabaron «Magia y Efectos especiales». Si le preguntan cómo definirían vuestro estilo musical dudan pero se atreven a responder: pop arquitectónico.

- «Magia y efectos especiales» está empezando a despegar ahora aunque tiene algunos meses. ¿Cómo está siendo la acogida?

- Salió en febrero y poco a poco como somos un grupo nobel hemos tenido que hacerlo rodar. Ahora está teniendo una acogida mayor. esta gira es casi de presentación, la que se ha conseguido una notoriedad mayor. Vamos a estar un añito más con nuestro niño y para después de verano del año que viene el objetivo es claro: tener un nuevo embarazo. Ya tenemos canciones compuestas.

- Las canciones se debaten entre lo surrealista, la vida cotidiana... y es un gran amalgama de colores musicales. Tiene un toque jazz, rock, temas bailables, folk.... ¿Cómo se consigue eso?

- Sobre todo que no nos aburramos con lo que hacemos. Todos los músicos tienen un lado muy friki. Intentamos hacer cosas a veces arriesgadas y que la gente pueda escuchar, aunque no sepa qué es un compás cuatro por cuatro. Es lo que nos sale. Tocar un poco todos los palos, buscar arreglos originales, pero escuchables a la vez. Podríamos decir que es pop arquitectónico, como dijimos en Granada, pero es música. No nos gustan las etiquetas.

- Pero encajaría en un rollo indie al estilo de Love of Lesbian...

- Sí, la etiqueta «indie» está en todas partes. Pero de «indie» me quedo con independencia, que es como empezó. Los artistas consiguen el control de todo lo que hacían y no tener a una discográfica detrás que podía opinar de ciertas cosas. Ahora como no hay dinero la gente no opina de nada. Somos muy conscientes de ello.

- ¿Cómo lleváis las comparaciones con Love of lesbian?

- Para nosotros es muy importante no ser un clon de nadie. O, al menos, no parecerte, porque si no nuestro trabajo no tiene sentido. Para eso están los grupos de versiones. Nosotros aportamos lo que pensamos que no aporta otro grupo. Por eso, las críticas esas de que «sois igual que...» no pensamos que nos parezcamos.

- Entonces, ¿cómo definiría vuestro estilo musical?

- Siempre nos hacen alguna crítica destructiva como aquella de que «todavía tienen un estilo por definir». Eh... no. Yo creo que el estilo en nuestro caso es este. Quizá nuestro estilo es no tener estilo marcado. Todo viene de que escuchas muchas cosas y de todas ellas muchas te gustan y otras no. Vas cogiendo muchos ingredientes de otro tipo.

- ¿Cómo es eso de «a base de caer y levantarnos» como reza vuestra canción? ¿Es autobiográfico?

- Sí, nos estamos cayendo todo el rato. De cada tres conciertos en un par de ellos. Literalmente. Últimamente nos tiramos mucho. Es difícil este mundo que hemos elegido, pero cada noche buena te da gasolina para un montón de tiempo.

- «Nos salvamos los buenos». Estamos en una sociedad meritocratica?

- Hoy en día la música como hay tantos grupos o llamas mucho la atención, pero mucho, por algo, lo que sea...

- Luego en «Qué bien» aparecen incluso vientos...

- … y alegría. Es lo que nos diferencia. Igual hay gente que no le gusta ese abanico musical, que se marea. Ya nos lo han dicho , de hecho alguna vez («Al final se hace monótono por no ser monótono», recuerda un comentario). Pues prefiero que no sea monótono porque no se hace monótono en ningún momento que siempre estemos buscando la sorpresa que seamos monótonos a secas. Es como Mumford and sons, que en este segundo disco me han perdido un poco. Pero seguro que hay muchísima peña que ha encontrado todo lo que quería, porque lo que quería eran nuevas canciones iguales que en el primero. Pues ya lo tienes. Nuevas melodías más feliz que en una perdiz. A mí no, preferiría verles tocar otros palos. Arrancarse por una cosa más eléctrica, yo qué sé... porque seguro que lo hacen bien, si son unos musicazos.

- ¿La gente es consciente de la innovación, de la experimentación, de la prueba musical...?

- Hay gente para todo. Un público normal y corriente que no sabe de música no se fija en las cosas; no sabe por qué le gusta algo muchas veces. Yo muchas veces no sé por qué me gusta una cosa, y eso que nosotros diseccionamos siempre todo. A lo mejor solo me gusta por cuatro chorradas. Pero el público no creo que se pare a pensar «¿Por qué me está gustando?». En mi caso, prefiero hacer un nuevo disco que sea diferente y arriesgándonos. Podríamos hacer otro que recuerde al primero, con la misma intensidad, buscar los cuatro temas de estribillo bailón y, probablemente, no íbamos a decepcionar. Pero, somos músicos, y al final trabajamos para nosotros casi más que para el público cuando compones.

- ¿No se han regido por modas?

- Cuando algo está de moda lo escuchas muchas veces. También puede influirte a ti, pero no desde luego no buscamos algo que esté de moda. Solo intentamos hacer los mejores temas posibles de lo que hemos hecho..

- ¿Cómo fue la producción con Luca Petricca?

- Con el dinero que teníamos era imposible hacer algo mejor. Hemos quedado muy satisfechos con el resultado. Con Luca hubo mucho entendimiento. Grabamos en nuestro pequeño estudio una preproducciones de los temas. No se tocaron mucho porque ya funcionaban bien. Fue más bien grabar lo que habíamos hecho. Duró nueve días de grabación y otros nueve de mezclas.

- Y en el directo, ¿qué espera de la gente y su respuesta?

- Es divertido, intenso, que la gente se vaya pensando que «estos tíos lo han dado todo»... Queremos ver que se lo pasan bien.

- ¿Cómo ve la situación actual de la música? ¿Estamos en un buen momento?

- Está todo un poco mal, en general. Si esto nos pasa hace cinco o seis años, sin irnos demasiado tiempo, estaríamos viviendo cómodos, sin muchos quebraderos económicos. Ahora cuesta más mover a la gente en los conciertos. De momento hay más gente en los conciertos que hacemos. Ahora hay muchos más grupos, en teoría debería haber más calidad. Sin embargo, a mí últimamente me está costando mucho trabajo encontrar un disco que me ponía durante un mes.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original

Sigue ABC.es en...

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...

Hoy en TV

Programación Televisión

Lo bello
lo útil
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.