C. Valenciana

C. Valenciana / maría gómez, profesora de la universidad de valencia

«El repinte del 'Ecce Homo' puede eliminarse en solo siete minutos»

Compartir

Responsable técnico de la conservación del Patrimonio Mueble de la Catedral de Valencia, María Gómez será quien devuelva a la obra su aspecto original

Día 08/10/2012 - 17.29h
«El repinte del 'Ecce Homo' puede eliminarse en solo siete minutos»
rober solsona
María Gómez

Una vez superado el vendaval de chistes relativos al desafortunado repinte del Ecce Homo de Borja, la familia del autor se ha puesto en pie, dispuesta a restablecer la reputación de Elías García Martínez (Requena, 1858-Casas de Utiel, 1934) y a defender la calidad de su producción artística. La dimensión internacional que ha cobrado el fenómeno y “la ausencia de observaciones coherentes que pongan freno a este juego burlesco”, han llevado a los herederos (algunos de ellos también pintores) a reclamar que la obra se devuelva a su estado original.

El caso está en manos del abogado Martín de Oleza y Peris, quien ha remitido un burofax al Ayuntamiento de la localidad aragonesa, instándole a “no efectuar actuación unilateral alguna sin consentimiento de mis clientes, y en especial, cualquier decisión sobre la inevitable e ineludible restauración de la obra”.

Aunque la pintura pertenece a la Fundación Benéfica Hospital Santi Spíritu y Santuario de Nuestra Señora de la Misericordia -gestionada por el Ayuntamiento de Borja-, la familia considera que solo ella tiene potestad para decidir sobre qué hacer con el ya célebre Ecce Homo. Se acogen a la propiedad moral de la obra que -a diferencia propiedad intelectual, que expira a los 70 años del fallecimiento del autor-, siempre pertenece a los herederos.

El Consistorio, por el contrario, es más proclive a mantener intacta la intervención de Cecilia Giménez, con la esperanza de prolongar el imprevisto protagonismo que ha tomado esta pequeña población zaragozana de apenas 5.000 habitantes.

María Gómez, profesora titular de la Universitat de València en el Departamento de Historia del Arte y responsable técnico de la conservación del Patrimonio Mueble de la Catedral de Valencia, ha sido designada para devolver al Ecce Homo su aspecto inicial. Es además una de las pocas expertas que ha defendido públicamente la calidad del autor. “Hay compañeros que muy sutilmente han dado la idea de que Elías García era un artista de mala calidad. En mi opinión no es así. Era un pintor académico, serio, desde luego no un genio, pero sí buen dibujante de anatomía. También tiene obras más personales que merecen ser respetadas, como algunos bocetos costumbristas en los que se aprecia soltura y frescura en la pincelada, en la línea de la pintura valenciana del XIX”.

La restauración propuesta por Gómez consiste básicamente en disolver el óleo aplicado por Doña Cecilia y proceder a reintegrar la pintura original de Elías García Martínez. Se opone así frontalmente a la solución salomónica apuntada por la directora del Instituto Valenciano de conservación y Restauración de bienes Culturales, Carmen Pérez, de realizar un strappo (un arranque entre varias pinturas para conservar ambas). “Es técnicamente imposible realizar esto con dos óleos, siendo además uno de ellos tan fino. Eso se puede hacer en todo caso en un fresco. Se perdería 80% de pintura de las dos, sobre todo de la más reciente”., afirma.

Sin dificultad

Desde el punto de vista técnico, la recuperación del Ecce Homo no entraña ninguna dificultad, “porque el repinte es fresco y está muy diluido”. En apenas siete minutos, los disolventes harían aparecer de nuevo al Cristo original. Después, el proceso de protección, consolidación del estrato interno y la reintegración pictórica no se demoraría más de un mes. Cabe destacar en todo caso que la propia Cecilia reconoció que antes de tocar el original le “dio una cepilladita” a la superficie, arrastrando probablemente algunos levantamientos de pintura más frágiles. Gómez calcula que con el cepillado se puede haber perdido entre un 10 ó 20 por ciento de la obra de Elías García.

Está claro que esta entrañable anciana se ha metido a todo el mundo en el bolsillo. Incluso a la propia conservadora, que se muestra sobrecogida ante este caso “tan excepcional y humano”. “Creo que la clave de este fenómeno está en la propia Cecilia, porque es realmente entrañable, tan seria y tan compungida ante el revuelo... Lo suyo fue un acto de buena voluntad, en el que se pasó mucho con la brocha –ríe-. Se le fue la mano en todo, desde la corona de espinas hasta los ojos, la pintura avanzaba firmemente… ¡no se sabe bien hacia dónde!”, explica Gómez, a quien le gustaría que la propia Cecilia la acompañara mientras trabaja en el Ecce Homo. “Yo misma me veo quitando el repinte y no me identifico porque me sentiré como una iconoclasta. En resumen, yo como persona de la calle dejaría la pintura como está, pero como restauradora, la eliminaría.”

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.