Economía

Economía / sentencia del tribunal de justicia de la unión europea

Aerolíneas: la primera paga

Los pasajeros de los vuelos que comprendan varios trayectos sucesivos deben ser compensados por la compañía del primer vuelo cuando pierdan las conexiones

Día 05/10/2012 - 04.30h

Compartir

Los consumidores estamos de enhorabuena. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictaminado que en los casos en que los pasajeros de vuelos con conexión la pierdan por el retraso del primer trayecto es la aerolínea de este primer vuelo la que tiene que hacerse cargo de compensar a los pasajeros.

El Reglamento de compensación y asistencia a los pasajeros aéreos otorga ciertos derechos a los pasajeros aéreos con salida o destino a un aeropuerto situado en un Estado miembro. En él se define la «denegación de embarque» como la negativa de un transportista aéreo a transportar a unos pasajeros contra su voluntad pese a haberse presentado éstos a tiempo al embarque con una reserva confirmada.

Sin embargo, el Reglamento establece casos en los que está justificado que el transportista deniegue el embarque. Fuera de esos casos, los pasajeros tienen derecho a una compensación inmediata, al reembolso del precio del billete o a otro transporte a su destino final, y a que les asistan mientras esperan el próximo vuelo.

La sentencia es fruto de una demanda presentada por el señor Rodríguez Cachafeiro y la señora Martínez-Reboredo Varela-Villamor, quienes compraron a la compañía aérea Iberia billetes de avión para un trayecto de La Coruña a Santo Domingo que comprendía dos vuelos, el de La Coruña-Madrid y el de Madrid-Santo Domingo. Los pasajeros facturaron su equipaje directamente a su destino final en La Coruña, donde recibieron las tarjeras de embarque para los dos vuelos. La cuestión es que el primer vuelo sufrió un retraso de 1,25 horas, con lo que Iberia anuló las segundas tarjetas de embarque en previsión de que no llegarían a tiempo a Madrid pero la compañía se precipitó porque llegaron a tiempo a Madrid a la puerta de embarque justo cuando estaban realizando la «última llamada», pero el personal de Iberia les impidió embarcar con el argumento de que sus tarjetas de embarque estaban anuladas.

Los pasajeros tuvieron que esperar al día siguiente para viajar a Santo Domingo en otro vuelo, lo que le supuso un retraso de 27 horas en llegar a su destino final, por lo que pidieron una indemnización a Iberia de 600 euros cada uno, tal y como establece el Reglamento.

Iberia alegó que los pasajeros no tenían derecho a indemnización porque habían perdido la conexión y no era una «denegación de embarque». Sin embargo el Tribunal de Luxemburgo ha fallado hoy que «el concepto de denegación de embarque se refiere a las situaciones de exceso de reservas, pero también a aquéllas que se deben a otros motivos, en particular motivos operativos».

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.