Sociedad

Sociedad

Adiós a las bombillas incandescentes

Día 01/09/2012 - 04.38h
Temas relacionados

Oficialmente dejarán de fabricarse hoy en cumplimiento de una directiva europea

Los europeos pueden irse despidiendo de las bombillas tradicionales incandescentes. Esas, con filamento de tungsteno en su interior y que producen luz amarilla y cálida, oficialmente dejarán de fabricarse hoy en cumplimiento de una directiva europea. No es una orden que se realiza de golpe, sino que estos focos se han venido eliminando del mercado desde 2009, 2010 y 2011. Primero las de 100 vatios, después las de 75 vatios y 60, y ahora es el turno de las bombillas de 40 y 25 vatios.

La visión de Alva Edison

Han pasado 133 años desde que Thomas Alva Edison comercializara la primera bombilla en 1879. Sí, la comercializó, pero no fue su creador original. Todo comenzó en 1809 con Humphry Davy, un químico inglés que produjo la primera luz eléctrica al conectar dos cables unidos por una tira de carbón a una batería. El carbón al cargarse de energía se calentaba y brillaba. En 1850, Edward Shepard inventó una lámpara de arco eléctrico incandescente con un filamento de carbón y en 1854 un relojero alemán colocó el circuito dentro de una ampolla de vidrio. Henry Woodward y Evans Matthew en 1875 patentaron la primera bombilla, pero al no tener éxito comercial, cedieron los derechos en 1879 a Thomas Alva Edison, quien hizo que el filamento de carbón ardiera durante 40 horas dentro de una bombilla sin oxígeno. En 1880 Edison hizo que el foco durara hasta 1200 horas. El resto es historia.

Lo malo de estas bombillas es que son poco eficientes y con su sustitución se ahorraría hasta un 20% de energía. «Las bombillas incandescentes no contaminan más o gastan más energía sino que son menos eficientes ya que necesitan más cantidad de electricidad para crear luz», explica Xavier Perpinyà, coordinador español del proyecto «Consumerising solid-state lighting» e investigador Ramón y Cajal del Instituto de Microelectrónica de Barcelona del Centro Nacional de Microelectrónica (IMB-CNM).

«En una bombilla de 60 vatios los electrones van pasando por los filamentos, empieza un proceso de termoiónica y por esto vemos luz. En este proceso se consume mucha energía y por ejemplo, una bombilla de 60v tiene el mismo rendimiento de una bombilla fluorescente de 10v», señala el investigador.

Presente, bajo consumo

Actualmente la UE recomienda (y permite) utilizar bombillas incandescentes mejoradas, que tienen la forma y el casquillo de las tradicionales pero dentro, el filamento está recubierto por una cápsula halógena o de xenón y consumen menos energía.

La siguiente opción para ahorrar son las bombillas fluorescentes compactas. En 1900 Peter Cooper Hewitt patentó la lámpara de vapor de mercurio y casi 40 años después la General Electric y la Westinghouse Electric Corporation presentaron lámparas blancas y de descargas de baja presión de mercurio revestidas con fósforo. Crearon la lámpara fluorescente que emplea fotoluminiscencia excitada por emisión UV de mercurio y es mucho más eficiente que la lámpara incandescente, señala Michael S. Shur en su trabajo «Solid-State Lighting: Toward Superior Illumination».

Según la UE, lo mejor son las bombillas fluorescentes compactas, que vienen en diferentes tamaños y necesitan entre el 65% y el 80% menos de energía que las tradicionales. Pero tienen cosas en contra. «En las fluorescentes la corriente de luz no es contínua y se producen destellos, ya que no hay una corrección de la corriente. Estos destellos o flashes cansan la vista», explica Perpinyà. Un hogar con bombillas eficientes ahorraría hasta un 15% del precio en el recibo de la luz, que se traduce en 25 a 50 euros anuales. Se espera que para 2020 se dejarán de emitir hasta 15 de millones de toneladas de CO2 al año.

LED, más eficiencia a mayor precio

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.