España

Conde, regreso a la política para «pescar en río revuelto»

Día 28/08/2012 - 14.06h
Temas relacionados

El exbanquero podría presentarse a las autonómicas gallegas con Sociedad Civil y Democracia, su nuevo partido

Ha confesado que durante toda su vida ejerció el derecho al voto una sola vez. Fue en 1982 y eligió la papeleta que haría presidente del Gobierno a Felipe González. Le pareció que podía ser «útil» para España. Ahora, Mario Conde tiene previsto pedir el voto a los ciudadanos, probablemente en las elecciones autonómicas gallegas, previstas para 2013 y cuyo adelanto a este otoño es una opción abierta y plausible.

El exbanquero, condenado en marzo de 2000 por haber vaciado las arcas de Banesto, quiere encabezar un partido bautizado como Sociedad Civil y Democracia (SCD) cuyo ideario pasa por cambiar «desde dentro» y «sin emplear métodos revolucionarios» el actual sistema democrático, un modelo que considera agotado. Su nuevo experimento político (en las generales de 2000 encabezó las listas del CDS, pero apenas sacó el 0,1% de los votos) echará a andar el 6 de octubre, fecha del congreso constituyente de SCD, en el que Conde presentará su candidatura para presidir el partido. Y espera ganar.

La experiencia con el CDS

Entre aquella experiencia política de Conde del año 2000 y la futura la única semejanza son las consonantes que componen la siglas de los dos partidos (CDS-SCD). En septiembre de 1999, 48 días después de salir de prisión por el «caso Argentia Trust», el exbanquero anunciaba su salto a la política. El juicio por el «caso Banesto» aún no había concluido, pero las cosas no pintaban bien. La última sesión tuvo lugar el 2 de diciembre y la sentencia se conocería 25 días después de las elecciones. Con el anuncio de su salto a la política, Mario Conde quemaba su último cartucho: si resultaba elegido diputado en el Congreso, se convertiría en aforado. Él negó la mayor. Su objetivo, se justificó, no era otro que «defender a la sociedad civil».

«Oportunismo»

Desde entonces han pasado doce años y Conde, a punto de cumplir los 64 (nació en Tui, Pontevedra, el 14 de septiembre de 1948), vuelve a la carga. Atrás queda su paso por la cárcel, del que en una entrevista a ABC dijo que le aportó «serenidad espiritual» y le sacó de la «vorágine de bancos, finanzas, industrias en las que hoy estaría envuelto». Apoyado en la plataforma mediática que le proporciona el grupo Intereconomía, del que es accionista, Conde ha elegido para su nuevo desembarco en política un momento especialmente convulso por la grave situación económica de España.

En distintos medios políticos le ven como un «oportunista» que intenta «pescar en río revuelto» para sacar provecho del desencanto de los ciudadanos, y se pone a prueba en su Galicia natal, donde espera arañar votos al Partido Popular, aunque también flirtea con el nacionalismo. En la localidad orensana de Chaguazoso (pedanía de A Mezquita), donde hace tres años compró una finca en la que reside gran parte del año, no ha dudado en comentar con algún vecino que reclamará la deuda histórica de Galicia, una vieja reivindicación del BNG.

Pero donde el exbanquero quiere meter la mano es en la bolsa de votantes descontentos del PP. La Plataforma Democracia y Libertad, que agrupa a 2.000 afiliados populares críticos, ya ha anunciado que se sumará al proyecto de Conde. Éste ha echado cuentas y ha lanzado su particular aviso: «Hasta la fecha, el PP ha perdido nueve puntos de intención de voto. Cabe la posibilidad de que Galicia sea un reducto aislado y eso se pierda en toda España menos aquí. Uno se lo puede creer, igual que en Marte hay no sé qué...». Pese a reconocer que es amigo de «unos cuantos miembros del PP» (entre ellos, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, así como la familia Baltar) y que comparte con ese partido «modelos de sociedad» similares, no ha dudado en atacar al Gobierno de Mariano Rajoy en su intento de sacar votos: «Ha roto el compromiso que le llevó al poder», sostiene.

Pero, ¿qué posibilidades reales tiene Mario Conde de obtener un buen resultado en las autonómicas gallegas? A juicio de diversas fuentes consultadas por ABC, pocas. Máxime si se tiene en cuenta que el número de votos que la ley exige para obtener un escaño perjudica a los partidos más pequeños. Tampoco puede olvidarse que se trata de un hombre al que la Justicia condenó a un total de 24 años de prisión (4 en el «caso Argentia Trust»; 20 en el «caso Banesto») por delitos de apropiación indebida, falsedad y estafa. Y a la hora de depositar el voto, es un condicionante.

En el PP respetan la decisión de Mario Conde. «Ha cumplido su condena, es un hombre libre y tiene el mismo derecho que cualquier otra persona». Sin embargo, aseguran no estar preocupados porque «el PP es fuerte en Galicia y tiene un votante fiel. El liderazgo de Feijóo dentro del partido y en la sociedad gallega es indiscutible».

En el PSOE creen que el exbanquero podría captar el voto situado «más a la derecha del PP» y sacar algún escaño, aunque son los partidos pequeños, dicen, los que saldrán más perjudicados por su incursión en las gallegas. Desde las filas socialistas ponen de manifiesto la excelente relación de Conde con José Luis Baltar y con su hijo José Manuel, el hombre fuerte del PP en esta provincia, y no descartan que puedan darle el empujón que necesita.

Un análisis similar realizan en medios del Ayuntamiento de A Mezquita (gobernado por el BNG), la localidad orensana donde Conde compró hace unos años a la exdiputada popular María José Caldelas, mujer de José Manuel Baltar, la finca en la que ha fijado su «base de operaciones». Sólo el apoyo explícito de la familia Baltar le haría verdadero daño al PP, indican. Esta posibilidad ha sido calificada de «ciencia ficción» desde las filas populares. Fuentes próximas al presidente de la Xunta aseguran que la relación del exbanquero con la familia Baltar «es más personal que política». Y zanjan: «No hay fisuras en este momento en el PP gallego».

Un vecino «discreto»

Mientras llega el 6 de octubre y la presentación del SCD en sociedad, Mario Conde pasa la mayor parte del tiempo en Chaguazoso. «Va todas las semanas a Madrid a grabar el programa de Intereconomía y vuelve», explican los vecinos. La vida de esta pequeña localidad, que vive de la ganadería y la producción agrícola, no ha cambiado con la llegada de Mario Conde, un hombre del que hablan con respeto y al que describen como «discreto, sencillo, de trato amable» y aficionado a caminar por el monte. «Aunque se deja ver más bien poco». Reserva sus apariciones para las fiestas del lugar (la feria del ganado o los Reyes Magos). En sus dos primeros años allí, invitó a sus convecinos a una comida campestre en la finca: «Repartió invitaciones con su nombre y el de su actual mujer» por todo el pueblo. ¿Y usted, le votaría? Mirada silenciosa y media sonrisa. Esa es la única respuesta.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es España en...

Blogs

La vida es circular, pero no eterna

Puentes de Palabras
José Manuel Otero Lastres

La sedición pierde aire

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

Quedan 6 meses para el referéndum

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

por tierra, mar y aire
Esteban Villarejo

Los independentistas, pillados en otra mentira

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja
El Foco de Ángel Expósito
Últimos vídeos

Abc_Opinion_24_02_2017_sociedad_EMontanes

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.