Internacional

Internacional

Crece la oposición a la ceremonia con la que se rinde pleitesía a Mohamed VI

Por vez primera un grupo de marroquíes protesta contra un acto que consideran medieval y humillante. Surgen voces contrarias incluso en el gobernante partido islamista

Día 24/08/2012 - 03.11h

Compartir

La nueva Constitución marroquí, aprobada el año pasado en referéndum, estipula que la figura del Rey ya no es sagrada. Más allá de ese texto legal, las formas ancladas a lo largo de los años siguen dando a entender que Mohamed VI sigue estando por encima de todo y de todos. El besamanos y la ceremonia anual conocida como la «beia», que tuvo lugar el martes en Rabat y en la que se le rinde pleitesía como soberano y como comendador de los creyentes, así lo dan a entender.

Por primera vez un grupo de manifestantes se concentró frente a la sede del Parlamento el miércoles para pedir la supresión de la «beia» y protestar contra lo que consideran una ceremonia medieval y una manera de seguir considerando sagrado al Monarca. No eran más que unas cuantas docenas pero fueron suficientes para que las autoridades ordenaran su disolución a golpe de porra.

Con esta manifestación «expresamos nuestro rechazo a esa ceremonia humillante», dijo a la agencia France Presse el activista Hamza Mahfoud, uno de los participantes. Muchos de ellos procedían del entorno del Movimiento 20 de Febrero surgido a la sombra de la Primavera Árabe para pedir un Marruecos más democrático y la separación de los poderes, que recaen en su totalidad en manos del Monarca.

Incluso desde el islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD), ganador de las elecciones del pasado noviembre, surgen voces contra esa celebración «humillante para la dignidad humana» y «contraria a la modernidad política», como ha declarado Abdelali Hamiddine, un responsable de esta formación a AFP.

Por vez primera Marruecos cuenta con un Gobierno de mayoría islamista que lidera el secretario general del PJD, Abdelilah Benkirane, que en alguna ocasión ha abogado por modernizar la ceremonia de la pleitesía antes de ocupar este cargo. En estos meses el primer ministro, que como sus antecesores apenas tiene margen de maniobra frente al Rey, ha tenido ya algún que otro encontronazo con el entorno palaciego. Lo cierto, sin embargo, es que los hombres del PJD estaban entre los asistentes al acto del martes.

La «beia» suele celebrarse cada 30 de julio, cuando se conmemora el ascenso al trono de Mohamed VI tras la muerte de su padre en 1999. Este año la ceremonia, que ha contado con la presencia de un millar de personalidades, se ha retrasado hasta agosto por haber coincidido su fecha habitual con el mes sagrado de Ramadán. En un gesto de sumisión, los súbditos se fueron postrando ante el Soberano, a caballo y cubierto por un parasol, en la explanada del palacio real de Rabat.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
El pueblo de Madrid despide al insigne político español
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.