Sociedad

Sociedad

Por qué el terremoto en el Atlántico no ha provocado un tsunami en Galicia

Se necesita una mayor magnitud y una menor profundidad para que se genere una ola gigante

Día 30/07/2012 - 17.26h
Por qué el terremoto en el Atlántico no ha provocado un tsunami en Galicia

Compartir

Tras el terremoto de intensidad 4,7 en la escala Richer que se ha producido esta madrugada en el Oceáno Atlántico y que se ha dejado sentir en varias localidades gallegas, nos hacemos la siguiente pregunta: ¿Podría haber provocado este seísmo un tsunami en las costas de Galicia? La respuesta es no.

Para que se produzca una ola gigante se necesita un terremoto de mayor magnitud, «mínimo 7 o 7,5 en la escala Richer», explica Emilio Carreño, director de la Red Sísmica del Instituto Geográfico Nacional. Además, según explica este experto, el movimiento tendría que haberse producido muy cerca del lecho marino, «a menos de 5 kilómetros de profundidad» (en el caso de hoy ha sido a 28 kilómetros).

Otra de las circunstancias que tampoco se han dado en esta ocasión, y que facilitan la aparición del tsunami, es que la falla que lo ha producido tenga un movimiento vertical. Esto tampoco es del todo determinante porque «ya se conoce algún caso en el que el movimiento ha sido horizontal, aunque son más raros, matiza Carreño.

El seísmo de este lunes en el Oceáno Atlántico no es un hecho insólito, pero los expertos están acostumbrados a localizarlos más al sur, a la altura de Cabo San Vicente. De hecho, se cree que el terremoto de 1755 en Lisboa, al que asignan una magnitud de 8,5, y que afectó a las costas de Huelva y Cádiz, tuvo su epicentro en el suroeste de este cabo. Otro precedente de tsunami en España, aunque a muy pequeña escala, fue el que afectó a las Islas Baleares en 2003, por un terremoto en la costa de Argelia.

Sin embargo, es muy difícil que este fenómeno se produzca en las costas gallegas porque «no se conocen grandes estructuras capaces de generarlo en esa zona», asegura el director de la Red Sísmica Nacional.

Y mejor que no lleguen a originarse, porque en nuestro país no contamos con un sistema de alerta de tsunamis. Los terremotos que podrían provocar una ola gigantesca y afectar al sur de España tendrían su origen en todo el sistema de fallas que se localiza en el suroeste de Cabo San Vicente. «Una ola de un tsunami viaja a una velocidad de 300 kilómetros por hora, por lo que en 40 minutos lo tendríamos encima. No dispondríamos de excesivo tiempo», explica Carreño.

Sin embargo, podemos estar relativamente tranquilos porque incluso en esta zona, la posibilidad de que suceda es muy pequeña. «Con gran probabilidad no vivamos ningún tsunami. Son fenómenos que pueden ocurrir, pero son raros», señala el director de la Red Sísmica Nacional.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.