Sociedad

Sociedad / UNA AMPUTACIÓN ELECTIVA

Una británica se amputará la mano para cambiarla por una prótesis biónica

Su brazo está inutilizado por un accidente de tráfico desde hace doce años. En septiembre se someterá a una cirugía exploratoria en Austria para saber si es candidata

Día 24/06/2012 - 05.11h
Una británica se amputará la mano para cambiarla por una prótesis biónica
BBC
Nicola Wilding con el cirujano que le implantará su nueva mano

Compartir

La británica Nicola Wilding de 35 años se ha cansado de su mano. Hace doce años un accidente de tráfico le dejó totalmente inútil su brazo derecho. Desde el codo hacia su mano, su extremidad está totalmente paralizada. No puede hacer ningún movimiento ni notar ninguna sensación.

Su mano se ha convertido en un apéndice inútil que le hace cada día más difícil su vida. «Es doloroso tenerla. Me siento sobre ella sin darme cuenta, se queda atrapada en las puertas, me quemo...Cuanto más cuidado tengo más difícil me resulta tenerla. No la echaré de menos», aseguraba Nicola a la BBC hace unos meses tras anunciar que había tomado la decisión de amputársela y cambiarla por una mano biónica.

La decisión la tomó después de ver un caso parecido al suyo en manos de un cirujano austriaco, Oskar Aszmann. El paciente, un joven de 26 años llamado Milo, también había perdido la utilidad de su mano derecha en un accidente de tráfico. Milo la cambió por una prótesis biónica cuyo movimiento podía controlar con la ayuda de los impulsos nerviosos que enviaba su propio brazo. Desde entonces Aszmann ya ha realizado tres amputaciones electivas, por decisión de los pacientes, y ahora el caso de la británica Nicola Wilding podría ser el cuarto.

Wilding ha tomado la decisión de seguir el mismo camino, pero el cirujano austriaco aún no ha dado la luz verde definitiva. Antes la paciente británica deberá someterse a una cirugía exploratoria para saber si cuenta con todos los requisitos para que su nueva mano artificial funcione correctamente.

Trasplantar músculo de la pierna

Durante la intervención, el cirujano examinará los nervios del antebrazo y comprobará si los nervios que aún funcionan son sensoriales o motores. Si son sensoriales no hay nada que hacer pero si hay fibras motoras para proporcionar suficientes señales a la mano será una buena candidata para la mano biónica.

El cirujano Aszmann también cuenta con extraer un músculo de una de sus piernas para implantarlo en el antebrazo y conseguir así que funcione mejor su nueva mano.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.