Córdoba

Córdoba / ANÁLISIS

Profesionalismo frente a la crisis

Compartir

Día 22/06/2012 - 10.36h

DESDE hace varios años venimos disfrutando de uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo. Esto no ha aparecido por generación espontánea si no que ha sido gracias a la fuerte dosis de responsabilidad, compromiso y competencia que el profesional médico ha puesto en su quehacer diario. También ha sido debido al alto grado de compromiso que el médico ha adquirido con el ciudadano en defensa de sus intereses y al control ético y competencial que los colegios de médicos han ejercido sobre sus profesionales.

Los profesionales médicos hemos estado comprometidos con la contención del gasto y, por ende, con la sostenibilidad del sistema haciendo una gestión racional del gasto sanitario. En los últimos años hemos soportado la congelación de nuestros salarios y subidas por debajo del IPC como manifestación de nuestro compromiso con el sistema.

Es más, en los últimos 25 años, el capítulo retributivo del personal sanitario ha perdido más de 13 puntos porcentuales en la estructura económico-presupuestaria del sistema sanitario público; se trata de un ajuste sin precedentes en la Europa social avanzada. Los médicos hemos ido perdiendo poder adquisitivo los últimos años, de manera que se cifra en un 24 por ciento aproximadamente; la merma ha sido tanto por congelación salarial como por subidas inferiores al IPC.

Los dos últimos recortes al salario de los profesionales han sido de alguna manera la espoleta que ha desatado una indignación generalizada, puesto que el profesional no entiende algunas cosas. Cito a continuación las más destacadas.

A pesar de su compromiso con el sistema, su alta valoración por la sociedad, su notable contribución a la producción científica y su alta consideración profesional a nivel internacional, se nos trata como si fuéramos trabajadores no comprometidos, ineficaces y no cumplidores.

Esta desconsideración al profesional va a redundar en una disminución de la motivación y por ende en una caída de tono de todas las actividades que de un profesional médico se espera: menos implicación en objetivos comunes, en gestión, en planes de mejora, investigación y docencia.

El médico, como fruto de su esfuerzo, sacrificio y perseverancia, ha conseguido un reconocimiento profesional, cultural y social y se ha labrado un sistema de protección social. Todo esto puede saltar por los aires en un momento y por el capricho de los que toman las decisiones.

Siempre hemos estado dispuestos a colaborar con la Administración, a la que ofrecemos nuestra colaboración y dialogo. También hay que tener en cuenta el compromiso para atajar las bolsas de ineficiencia dentro del sistema, que ahorraría recursos y no sería necesario tocar el salario de los profesionales.

Dada la ineludible necesidad de ahorro en el gasto público de Andalucía, sugerimos que los recortes se centren en aquellos recursos cuya utilidad para la asistencia sanitaria de la población en momentos de crisis económica resulten menos evidentes, como determinadas agencias y empresas públicas. Sería ejemplarizante también que nuestros altos representantes se aplicaran un recorte sustancial en sus emolumentos.

Queremos también enviar una señal de tranquilidad a la población y decirle que el profesional cumplirá con su obligación, como siempre lo ha hecho. Seguiremos aplicando sus conocimientos actualizados a las necesidades del enfermo, una conducta profesional regulada por su código ético. Nos avalan los requisitos del profesionalismo médico, que es poner sus conocimientos al servicio del ciudadano. Estamos obligados éticamente a denunciar las deficiencias en la asistencia sanitaria que pudieran surgir por los recortes.

Somos defensores del sistema público, universal y gratuito, pero estamos en contra de estos recortes tan agresivos y menos sin haber escuchado a los órganos de representación de los médicos.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.