Economía

Economía

La UE ofrece hasta 100.000 millones a los bancos

De Guindos destaca el papel fundamental de Rajoy, sin el que «no habríamos llegado a este acuerdo»

Día 10/06/2012 - 17.13h

Compartir

La paciencia dio sus frutos. El Gobierno de Mariano Rajoy, que ha resistido de manera estoica las presiones de sus socios europeos para que pidiera un rescate, solicitó ayer formalmente la ayuda a Europa para inyectar dinero a la banca española. Una ayuda que, como quería el Ejecutivo español, no supondrá condicionantes para los ciudadanos ni para España. Solo tendrá requisitos para los bancos auxiliados.

El apoyo financiero, aprobado ayer en una reunión del Eurogrupo que se desarrolló por videoconferencia, tendrá forma de préstamos, por un máximo de 100.000 millones, y llegará a los bancos que lo necesiten a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). El tipo de interés será más favorable que el de mercado, que ahora supera el 6% para los títulos de deuda a diez años,por lo que podría situarse en el entorno del 5%.

El dinero que se utilice de esta línea de crédito aumentaría la deuda pública española, y los intereses que se paguen elevarán el déficit anual del país. Pero serán las entidades financieras quienes después tengan que devolver estos préstamos. Por lo que el Estado, en el medio y largo plazo, puede recuperar ese dinero ahora gastado.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, encargado de dar la noticia a los ciudadanos españoles, aseguró que la decisión «no supone ningún rescate» y explicó que la cantidad era «extremadamente alta para dar un margen de seguridad que no deje dudas sobre la capacidad del FROB de ayudar a las entidades que lo necesiten».

De Guindos aseguró que lo más importante es que en esta ayuda financiera «las condiciones serán solo para los bancos y no para la sociedad española». Pese a ello el comunicado final del Eurogrupo señala que «confía en que España cumplirá con sus compromisos, al tener abierto un procedimiento de déficit excesivo, y con las reformas con el objetivo de corregir los desequilibrios estructurales de la economía. Los progresos en estas áreas serán supervisadas de manera regular en paralelo a la asistencia financiera».

Los que sí tendrán que cumplir condiciones estrictas serán los bancos que pidan ayuda, ya que tendrán que someterse a unos planes de viabilidad y reestructuración.

En todo caso, el ministro de Economía explicó que la mayor parte de la banca española goza de buena salud, tal y como corrobora el Fondo Monetario Internacional, que ha cifrado en 40.000 millones las necesidades de recapitalización de las entidades, correspondientes al 30% del sector, de lo que se deduce que el 70% restante está sano.

Además, las condiciones que se le están exigiendo a las entidades financieras españolas, en materia de provisiones y transparencia, son mucho mayores que las que se le piden al resto de bancos europeos.

El Eurogrupo, que envió el comunicado sobre la operación minutos después de que el ministro explicara a los medios las condiciones de la misma y antes de terminar la rueda de prensa, valoró las reformas realizadas por España para aumentar los ratios de capital de los bancos del país.

En esta operación, el FMI intervendrá como supervisor de la operación, pero no pondrá dinero, una de las condiciones que también pedía el Gobierno de Mariano Rajoy.

El objetivo final de esta ayuda financiera, explicó De Guindos, es que el crédito vuelva a fluir a la economía española y se acelere la ansiada recuperación económica y la consiguiente creación de empleo. Lo que, dice en privado el Gobierno, podría producirse a principios del próximo año.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.