Córdoba

Córdoba

Los Califas tendrá empresario en un plazo de dos semanas

La propiedad explica que Chopera propuso reducir la categoría de la plaza

Día 07/06/2012 - 11.33h

Compartir

Decepción por una gestión no esperada. La sociedad accionarial del Coso de Los Califas, representada en las figuras de su presidente, Tomás González de Canales; su vicepresidente, Juan Machín; y su secretario, Diego Jordano, explicaron ayer públicamente los motivos de la ruptura del contrato que mantenía en vigor con la empresa Chopera en la que se constató un cierto desencanto por lo ocurrido durante los dos últimos año en cuanto a gestión taurina se refiere.

Los dueños del coso justificaron la resolución del vínculo, que se tramitará en las dos próximas semanas, en una falta de cumplimiento «de lo contemplado en el contrato», según aseveró González de Canales. En este sentido, se enfatizó que las causas por las que se llegó al punto de desacuerdo residen en las pretensiones que propuso la empresa taurina, en las que se contemplaba celebrar únicamente dos corridas de toros y una de rejones para el próximo ciclo, suprimir el canon anual (de 186.000 euros) y reducir la categoría de la plaza.

Machín constató que la empresa planteó «que el canon de este año se condonase a cero euros». En estos términos, certificó que tras la reunión mantenida el pasado viernes con los dirigentes de Chopera, «ellos se levantaron de la mesa y nos dijeron hasta aquí hemos llegado», en alusión a la negativa que respaldó el consejo de administración de la plaza por negarse a las pretensiones planteadas por la arrendataria. El vicepresidente aseguró que se trata de una «espantá que se veía venir, porque estaban haciendo cosas ilógicas en el mundo taurino, como por ejemplo dar las cifras de asistencia a cada festejo de Feria». Machín concretó que «se ha demostrado que han preparado su salida».

No fue ésta la única crítica expuesta por los propietarios del coso. El presidente, que advirtió que la plaza «no se sostiene con aportaciones y que si fuera pública, costaría más dinero», detalló que Chopera les informó de las ganadería de la Feria «el día que presentaron los carteles». Asimismo, dijo sentirse «defraudado» tras hacer balance de la gestión taurina. González de Canales detalló que las propuestas de Chopera «eran inaceptables desde todos los puntos de vista». Directamente, mencionó la figura de su gerente en Córdoba, Raúl Gracia El Tato, cuestionando que «habrá que valorar su gestión para ver si ha sido oportuna o no». El máximo representante de los propietarios quiso dejar constancia de la «falta de autocrítica» de la empresa tras el último serial celebrado, aseverando que «a lo mejor es que la gestión no ha sido tan buena cuando no ha asistido público».

Sin negociación

Sumándose a los reproches, Machín recalcó que la «base de la temporada se sustenta en un buen número de abonados», criticando la labor comercial llevada a efecto durante el pasado año. El vicepresidente concluyó que «hemos estado dispuestos a rebajar el canon, pero no ha habido ni oferta ni contraoferta», respaldado su argumento de que Chopera tenía prevista una salida inmediata del coso.

Así las cosas, transcurridos los próximos quince días, y una vez liquidado el canon anual, los gastos complementarios del presente año, efectuada la rescisión del contrato y la entrega de un aval que sostiene la rúbrica, la sociedad de propietarios tiene previsto empezar a entablar conversaciones con futuros gestores. Según Machín, ya se han recibido llamadas interesadas, aunque ninguna procedente de empresarios de la provincia. Hasta la contratación de Chopera, hace ahora dos años, siete fueron las empresas interesadas en gestionar la plaza cordobesa. Un motivo éste por el que los propietarios han asegurado que habrá un empresario para Los Califas en un plazo de unos 15 días, una vez descartada la autogestión del recinto.

Tras estas declaraciones de los miembros del consejo de propietarios, este periódico se intentó poner en contacto con responsables de la empresa Chopera sin obtener respuesta. La polémica está servida entre quienes justifican una salida y quienes explican una ruptura. La relación, a expensas de una resolución pacífica sobre el papel, abre una nueva línea de discordia entre quienes poseen y quienes han dirigido la plaza cordobesa. En el horizonte, la rescisión y la controversia.

El retorno de José Tomás a Córdoba

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.