Córdoba

Córdoba

Fallece Marcial Gómez, pintor del sueño y el equilibrio renacentista

Artista autodidacta, expuso en España, Italia y Holanda en los años 70 y 80

Día 03/06/2012
Fallece Marcial Gómez, pintor del sueño y el equilibrio renacentista

Compartir

El pintor cordobés Marcial Gómez, uno de los decanos vivos del arte en Córdoba y maestro de una generación de artistas en diversos ámbitos, falleció ayer a los 81 años de edad. Autor autodidacta de vocación tardía pero también de una alta consideración entre sus compañeros, Marcial Gómez nació en 1930 en Hinojosa del Duque, aunque pasó su infancia en el barrio cordobés la Huerta de la Reina.

La pintura y muy especialmente el dibujo fueron su pasión desde muy niño, tanto en su casa como en la escuela. Su formación no pasó de la educación primaria, pero el arte siguió presente en su vida. Así, aunque con ocho años ya trabajaba en la estación de ferrocaril, con diez se matriculó en la Escuela de Artes Oficios y poco después hacía paisajes y los vendía para pagar algunos gastos, como relataba en una entrevista concedida a ABC en al año 2009.

El cómic fue otra de sus pasiones, en concreto el de Flash Gordon, aunque la oportunidad que unió el necesario trabajo con el arte le llegó cuando era vendedor en la empresa rodríguez y Espejo y tuvo conocimiento de que un fabricante buscaba un dibujante para estampar alfombras. Marcial Gómez se formó en este trabajo y sólo a los 45 años, cuando ya era padre de cuatro hijos, se inició en la aventura de la pintura sobre lienzo.

Su trabajo nunca dejó de ser autodidacta, pero sólo entonces empezó a adquirir matices personales, con un universo de carácer onírico y, sobre todo, una fuerte disciplina para tomar todos los días el pincel, como confesaba a ABC.

La época dorada de su trayectoria llegó entre 1978 y 1986, en que tanto el mercado como la crítica artística recibieron con aplausos su trabajo. Por eso el nombre de Marcial Gómez resonó en las galerías de Madrid, Holanda e Italia, en exposiciones tanto individuales como colectivas. Fue el momento en que la pintura y el arte comenzaron a convertirse en su principal ocupación.

«Bomarzo»

Su universo, de carácter surreliasta y muy personal, dio cabida en determinados momentos a una serie dedicada a «Bomarzo», la célebre novela de Manuel Mújica Láinez ambientada en la Italia renacentista. El sugerente y refinado ambiente de esta obra narrativa sirvió al autor para reinterpretar a su forma el dibujo y el arte de la época renacentista. La salud en los últimos años había impedido que siguiera trabajando, aunque mantenía su pasión por el arte. «Los artistas no somos personas normales. A mí me cuesta trabajo, pero creo que soy mejor que antes. Lo que ocurre es que me da vergüenza ser bueno», manifestó en la entrevista concedida a ABC.

Inculcó la pasión por el arte a su familia y su hijo Miguel Gómez Losada se cuenta al día de hoy entre los pintores cordobeses más aplaudidos. «Mi padre se fue de forma suave y elegante, como era su pintura», resumía ayer. Precisamente él es el autor de una galería fotográfica en la red social Facebook donde se puede encontrar una buena parte de su obra. Su funeral será hoy a las 11.00 en la parroquia de San Basilio.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.