Cultural

Cultural / arte

Miki Leal: «Un bodegón también es un retrato»

Bodegones y paisajes. Pero no a la antigua usanza, sino a través del prisma de Miki Leal. La galería Rafael Ortiz, en Sevilla, reúne los más recientes

Día 31/05/2012 - 16.44h

Compartir

Como integrante de Noestudio, prometió que su participación en ese nuevo «laboratorio de proyectos» en Madrid no interferiría en su labor como artista («de hecho –explica–, estamos redefiniendo su filosofía para poder desligarnos de las tareas de comisariado y que estas las desarrollen agentes externos»), y lo ha cumplido. Prueba de ello es su nueva cita en Rafael Ortiz, a la que seguirá a la vuelta del verano una segunda en Benveniste de obra gráfica. Miki Leal (Sevilla, 1974) se muestra en ella más intimista, sí, pero también más inquieto, con deseos de emprender otras sendas, como la escultórica.

Miki Leal: «Un bodegón también es un retrato»
miki leal
Obra de la serie «Miki's paper»

Una anécdota explica el origen de este «Miki’s Paper».

El título viene del letrero de una tienda en Los Ángeles que encontré, de manera fortuita, paseando. En ese momento fue un recuerdo, que ahora recupero, que nace del deseo de hacer algo con imágenes albergadas en mi memoria, imágenes de la infancia, del recuerdo... Cuestiones que se han ido tamizando con el tiempo hasta que he eliminado de ellas su sentido original y se han transformado en algo críptico, muy personal, como suele ocurrir en mi trabajo. Lo que presento en Sevilla es mucho paisaje y mucho bodegón, pero muy encubiertos.

El concepto «bodegón» hace pensar en un tipo de pintura muy determinada. Siempre ha hecho alusión a la necesidad de atender a los clásicos.

Desde luego, lo que yo hago no es el típico bodegón de la fruta o el animal muerto. Es cierto que mi punto de partida es Zurbarán. Soy sevillano y no puedo obviar mis influencias, además de que es uno de los pintores que más me interesa. Pero me gusta el bodegón porque no deja de ser un retrato introspectivo del que lo realiza. Los objetos hablan de tu pasado, de tu personalidad... Eso obliga a leer entre líneas.

Miki Leal: «Un bodegón también es un retrato»
miki leal
Obra de la serie «Miki's paper»

Se planteó incluir alguno en la muestra. Habría sido su salto a lo tridimensional.

La exposición iba a incluir unos bodegones de cerámica que nacen de fetiches que me han acompañado toda la vida, pero no he llegado a tiempo. No es la primera vez que me enfrento a la escultura, pero no he presentado nunca los resultados. Pero es algo que va a ocurrir. Tal vez porque necesito sobrepasar la segunda dimensión del dibujo y la pintura. Siempre he necesitado ir un poco más allá y he sentido mi trabajo muy escultórico. Ya controlo mi estilo y necesito cosas que me ilusionen.

Y luego están los paisajes musicales. Su pintura es muy sinestésica. De hecho, quería haber sido músico.

Curiosamente, no sé pintar con ella. Ambas cuestiones me requieren atención. Y los contenidos musicales en mi obra tienen siempre una dimensión conceptual. No se trata tanto de pintar la música como que sus referencias estén presentes. No plasmo su sentido emocional, sino alusiones a letras, a símbolos, a discos... Es verdad que hace diez años mi situación era otra, y dedicaba unas doce horas al día a tocar. Lo de pintar era lo de menos.

Tiende a hacerlo al natural, aunque acabe la labor en el estudio. ¿La razón?

Porque es la única forma de ver volúmenes. Si pintas desde una foto lo haces desde un plano, y la memoria es esquiva. Al natural cuentas con una tridimensionalidad que permite comprobar cómo las cosas se amontonan unas sobre otras.

Miki Leal: «Un bodegón también es un retrato»
M. Leal
Obra de la serie «Miki's paper»

Hablamos de pintura, pero su soporte suele ser el papel y uno de sus materiales, la acuarela. Eso nos situaría más cerca del dibujo.

Lo que sucede es que yo dibujo con la pintura. Esta tiene mucho de gesto, de ritmo, que me interesan. Pero yo genero su estructura con el dibujo. Es decir, dibujo con colores para que el resultado sea pintura. No comprendo las fronteras. No entiendo por qué a lo que se hace sobre papel hay que llamarle dibujo. Para mí es el soporte ideal por una cuestión de texturas, de absorción, de método... Aporta a la pintura poder ser más ligera, que chorree... Me gusta arrancarlos, grabarlos, dejar huellas... Comencé a usarlo por la inmediatez que aporta al proceso (no es difícil de trasportar, de desplegar, no necesita de imprimaciones). Mi manera de trabajar es muy impetuosa y necesito ver los resultados.

Ahora es Noestudio, pero antes fue la Channin Foundation. ¿Es un artista que necesita de otros artistas?

Siempre he sido un tanto motor para que cosas así sucedan. Me pasaba con la música. Y me siento bien actuando así. Cuando estoy parado no me sale nada. Además, son grupos que han funcionado. Creo que sí, que necesito a la gente.

Miki Leal

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original
Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»

Sigue ABC.es en...

Hoy en TV

Programación Televisión

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...
Lo bello
lo útil

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.