Sociedad

Sociedad

¿Son sanas las hamburguesas «gourmet»?

En España ha proliferado este modelo de negocio. Estas hamburgueserías presumen de ser más saludables que las «fast food», pero ¿cuántas kilocalorías tiene una de ellas?

Día 26/05/2012 - 18.03h

Compartir

Ya no hace falta ir a EE.UU. para comer una gran, abundante y sabrosa hamburguesa. En España ha proliferado este negocio con las llamadas «hamburguesas gourmet». Y es que, sin cruzar el charco, podemos estar en la meca de esta comida, porque según la Cadena de Restauración Moderna, en 2011, al menos 80 hamburgueserías abrieron en nuestro país. Muchas de ellas simulan a los famosos locales americanos, con música y decoración incluida.

Las «gourmet» presumen de ser más sanas y de tener mayor calidad que las hamburguesas de un restaurante de comida rápida porque «la carne de vacuno es de primera calidad, se pica cada día y se asa en el horno de carbón», y porque, con ellas, han recuperado «el buen nombre, ya que se había estigmatizado como comida chatarra», precisa Óscar Colmenares, encargado de uno de los locales de New York Burger en Madrid.

Las hamburguesas «gourmet» pueden ser más sanas que las que nos comemos en un McDonalds o en un Burger King porque «contienen menos grasa saturada, más fibra, menos sal y más vitaminas. Pero no nos engañemos, una de éstas, con pan mediano y 125 gramos de carne, ya tiene 400 kilocalorías. La diferencia principal es la calidad de los ingredientes», explica Irene González, médico especialista en Endocrinología y Nutrición en el Hospital Punta de Europa de Algeciras.

¿Son sanas las hamburguesas «gourmet»?
FLICKR
Hamburguesa del New York Burger

La cantidad de ingredientes que se añaden a cada una de estas hamburguesas depende de cada cliente. En este tipo de restaurantes, puede elegirse cuántos gramos de carne queremos, y los condimentos y salsas que nos apetecen. Uno de estos menús, el más bajo de ingredientes, puede sobrepasar fácilmente las 1.000 kilocalorías (kcal); la cantidad recomendada diaria es 2.000 kcal, según el Ministerio de Sanidad.

Un menú de cualquier bar con paella de primero o lentejas con chorizo y ternera estofada de segundo con pan, agua y postre dulce (natillas, flan,arroz con leche) puede rebasar fácilmente las 1000 Kcal. En cambio, si el primero es una ensalada mixta y el segundo una carne a la plancha se puede reducir a 600 kcal. Y es que, «el exceso de calorías ingeridas en las comidas a medio o largo plazo puede provocar un desequilibrio energético», explica la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

Las «fast food»

Las comidas rápidas no son, precisamente, bajas en calorías. Un menú de cualquier cadena multinacional contiene más de 1.000 kilocalorías: hamburguesa con queso (600 kcal), bebida (200 kcal) con patatas fritas (400 kcal). Esta cifra puede incrementarse si también comemos aros de cebolla (350 kcal) o un helado (190 kcal).

Algunas hamburguesas de la gama XXL de restaurantes de comida rápida alcanzan un peso neto medio de 328,9 gramos; y aportan un valor calórico medio de 971 kilocalorías por unidad, casi el 50% de los requerimientos calóricos diarios.

Este tipo de hamburguesa tiene 25 gramos de grasa saturada (38,7%), sin contar las grasas hidrogenadas (1,31 gramos), que son las más tóxicas y dañinas para nuestra salud. Estos datos superan de largo las recomendaciones internacionales de grasas saturadas permitidas diarias que establecidas entre el 10% y 7%.

Nueva York –desde 2010– adoptó una ley para que las empresas que tuvieran más de quince restaurantes expusiesen en sus cartas las calorías de sus menús. Esta medida pretende combatir el sobrepeso. España es líder mundial en obesidad infantil –uno de cada cuatro niños de entre 3 y 5 años la sufre, según reveló un estudio de la Fundación Thao–. Algunas hamburgueserías «gourmet», como el New York Burger de Madrid, se plantean añadir esta información nutricional: «Es posible que lo hagamos cuando elaboremos las cartas del segundo semestre».

Esta medida de contemplar la cantidad calórica en los menús de los restaurantes también puede llegar a nuestro país. Para AESAN «es necesario que el consumidor vaya adquiriendo formación e información clara de lo que va a comer» porque, de esta manera, «puede optar por alimentos que en el conjunto de su alimentación diaria o semanal aporten una mayor calidad nutricional».

Las hamburgueserías más explosivas

¿Entraría en un restaurante que le advierte de que comer en él es malo para su salud? Esta es la bienvenida que da la hamburguesería más famosa y grasienta de Las Vegas, Heart Attack Grill a sus comensales. Se puede comer más de 8.000 calorías de una sentada; una bomba explosiva para las arterias. Tanto es así, que, dando razón a su nombre, varias personas han sufrido ataques al corazón. El último ocurrió en febrero a un hombre que sufrió un infarto tras comer la «Bypass triple»; y eso que no era la más calórica del menú, ya que todavía existe la «Quadruple Bypass Burger» . En este restaurante todo es grasa. Sus hamburguesas no llevan lechuga, y mucho menos hay posibilidad de comer una ensalada. Tampoco existen las bebidas light, ese adjetivo, en ese local, no existe.

Heart Attack Grill simula a un hospital. Las camareras van disfrazadas de enfermeras, y los clientes de pacientes, con camisones abiertos y pulseras blancas «de ingreso» para saber qué menú van a comer. Si logran terminarlo, por ejemplo, el Quadruple Bypass Burger –hamburguesa de hasta cuatro pisos con kilos de bacon impregnados en salsa, ocho lonchas de queso, un tomate entero cortado a rodajas, media cebolla laminada, seis rebanadas de pan y patatas fritas en manteca de cerdo– las enfermeras te llevan a tu coche en silla de ruedas.

¿Son sanas las hamburguesas «gourmet»?
ABC
La Fifth third ballpark

No es el único restaurante en el mundo que ofrece miles de calorías en una hamburguesa, como la Fifth third ballpark, que recoge su nombre porque la ofrecen en el estadio de béisbol de los West Michigan Whitecaps. 4.800 calorías hechas con cinco piezas de carne cubiertas con salsa de chili, queso de nachos, cinco láminas de queso, rodajas de tomate, hojas de lechuga; todo ello metido en un pan de sésamo. Comer esta hamburguesa doblaría la cantidad diaria de calorías recomendada.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.