Cultural

Cultural / arte

Eva Lootz nos sumerge en el CAB Burgos

«Dis-cursos de agua». Un título que es todo poesía para el proyecto de Eva Lootz en el CAB de Burgos. La autora recupera sus preocupaciones por el líquido elemento

Día 24/05/2012 - 17.21h

Compartir

Pese a su origen austriaco, la escultura española contemporánea ha estado siempre ligada a la figura de Eva Lootz (1940), uno de los nombres fundamentales del conceptual. En cualquier caso, la artista nunca se ha encasillado y ha experimentado con los límites de la disciplina: «Me interesa su dimensión efímera», nos espeta. Desde 2005, el agua es el «material» de sus obras, un proyecto, Hidrografía, que ofrece otro capítulo en Burgos, su última muestra tras su paso hasta hace unas semanas por el Círculo de Bellas Artes en Madrid. En ella nos sumergimos.

Su cita en el CAB amplía el proyecto «Hidrografía», una serie que emprendió en 2005. ¿Cómo se despliega ahora?

No se trata de repetir los capítulos, si bien todos giran en torno al agua y, más concretamente, alrededor de los ríos. Aquí me ocupo de desplegar esquemáticamente la cuenca del Duero, dado que estamos en Burgos. Es posible que ahora haya acusado más esa tensión que me interesa entre la percepción inmediata y la codificada. De hecho, por primera vez incorporo códigos bidi, es decir, me las he arreglado para que también haya música y poesía en la exposición, a la que solo se accede si conoces cómo funcionan esos códigos. Enlazando con el tema del acceso a realidades codificadas, incluyo un par de esculturas digitales basadas en los cambios en el curso del Guadalquivir entre 1920 y 1992, lo que ha dado lugar a unos archivos 3-D que se han cortado en mármol.

Se guarda un as en la manga para la planta baja del CAB.

Allí insisto más en el tema de lo blanco, de lo helado. El título de la expo, Dis-cursos de agua, se refiere al paralelismo entre el agua que corre y el habla, que no tiene más remedio que desarrollarse en el tiempo. La luz de ese espacio es muy especial. Por eso he situado allí una canoa helada que se acompaña de dos palabras en vidrio: «Nombrar» y «Mostrar». Además hay una gran lengua de porcelana líquida, que no se ha cocido, lo que provoca que se resquebraje. Es el acceso a lo matérico desde los sentidos de una manera directa. Pretendo subrayar la tensión entre la percepción sensorial y la codificación de la experiencia.

¿Qué le lleva a poner en marcha un proyecto como este?

Siempre he trabajado con materiales poco estables, entre ellos los líquidos, y era lógico que en algún momento lo hicera con el más esencial, que es el agua. Pero si lo hago, sobre todo, es porque estoy comprometida con el peligro que se deriva de su utilización. Trato de concienciar sobre la enorme importancia de que nos comportemos con la Tierra de forma menos egoísta. Las guerras de mañana serán por el agua. Su privatización es un peligro que solo crea discordia. Deberíamos entender que el agua es un don, el gran regalo que se nos hace por el hecho de estar vivos y en este planeta. Su acceso debe ser un derecho fundamental.

¿Por qué tardó tanto en llegar al agua?

Al principio, y de eso hace ya muchos años, me interesaba más la cualidad aglutinadora de ciertos líquidos, como la parafina o la cera. También he utilizado el mercurio o la arena, materiales que en principio uno no consideraría escultóricos. Pero me gusta el carácter efímero del que se puede dotar a la disciplina.

Recupera una cita de Neruda: «Los ríos más caudalosos de España son sus poetas». Eso explicaría la vinculación en la muestra entre poesía y agua.

Es una cita maravillosa. Y a mí la poesía siempre me ha importado. Aquí está mucho más presente, y se puede acceder a ella a través de poetas amigos, a pesar de que esconda su acceso. No damos a la poesía la importancia que se merece. Es la palabra en su sentido más profundo. Y la palabra es lo que nos ayuda en nuestra soledad frente a la muerte.

Algo en apariencia tan distante como la materia y el lenguaje han tejido una red sobre la que se asienta su obra.

La exposición alberga un grupo de trabajos denominados Paisajes escritos. Son unos paneles sobre los que he recortado los nombres de los afluentes de una cuenca. Me parece interesante porque refleja la sedimentación de diferentes culturas, que dejaron su huella en forma de topónimo, es decir, a través de la forma en que nombraban las cosas. Eso es una radiografía de nuestra Historia desde el lenguaje. Esos nombres a veces son muy hermosos y su sola yuxtaposición da lugar a un poema concreto. Siempre me ha interesado comprobar cómo los atributos de las cosas dejan su huella en el lenguaje. Es decir, me seduce cómo se deposita el conocimiento en el lenguaje, cómo este lo acuña.

¿Huella es sinónimo de memoria?

Me seduce, sí, la forma en que se hace presente lo ausente.

Me quedo con los dos términos de la obra de hielo: «nombrar» y «mostrar». ¿Verbalizar algo significa darle presencia?

Me gusta esa tensión que se genera. Mostrar es poner delante de los ojos, lo que permite ciertas fugas. Nombrar implica «acuñar» significado.

El del agua es un tema sensible en España. ¿Se puede hablar de contenido político en la muestra?

Por descontado. Pero es que este siempre está presente en el arte. Tenemos que entender que nos va mucho en una gestión serena del agua no orientada a la obtención de unos beneficios inmediatos. Tener esto presente es lo que también se propone la exposición.

Tengo que preguntarle sobre su noción de paisaje.

He escrito mucho sobre ello y es un tema amplio, que nace con Kant y el Romanticismo. Pero prefiero no hablar de paisaje. Me interesa más hablar de la Tierra, de la necesidad de que la tradición occidental revise cómo se ha comportado con ella. Que así nos ha ido.

¿Es «Hidrografía» un proyecto aún abierto?

Sí. Sé que quiero seguir con el tema. Lo veo muy rico y da para más posibilidades. Quisiera también seguir con las esculturas digitales. El problema es que su producción es muy cara. Tengo un proyecto dentro de poco en Chile, para donde quisiera producir alguna más, pero no será fácil.

Eva Lootz

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original
Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»

Sigue ABC.es en...

Hoy en TV

Programación Televisión

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...
Lo bello
lo útil

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.