Galicia

Galicia

Mohatras, banqueros y monipodios

Compartir

Los pastores son los que matan a las ovejas burlando a los perros honrados

Día 19/05/2012

El término mohatra acuñado en nuestro siglo de oro para denominar una forma de timo, abuso, fraude consistente en el aval o certificación falsa emitido por del que en razón de su cargo o preparación en principio se debería poder confiar, es de permanente actualidad en el monipodio en que se ha convertido el reino de España. Y clave para entender lo que nos pasa.

Cervantes ya lo explicaba hace cuatro siglos. Los pastores son los que matan a las ovejas burlando a los perros honrados. Las instituciones han degenerado de modo que están asociadas con las bandas de pícaros, saqueadores y estafadores de toda laya y condición. En especial los más peligrosos: los de cuello o puño blanco, golilla o uniforme de corchete. Alguien dirá las instituciones, no. Son sólo algunos de sus miembros o representantes, pero las instituciones están tan puras e inocentes como cuando su madre las parió. No lo creo. Si así fuera serían las primeras interesadas en que su nombre permaneciera limpio. Se produciría una limpia radical para erradicar a todos los golfos y okupas. Pero no es así como norma, por desgracia. Ahí está, por ejemplo, todo un señor gobernador del Banco de España intrigando de celestina, coadyuvando con los timadores en el mejor éxito de sus timos, falseando cuentas o no inspeccionando ni denunciando las cuentas alteradas o los pufos ocultos. O la llamada CNMV, otra qué tal baila, en este sarao arrebatacapas.

Pero en algunos casos todos y todas están implicados por activa o pasiva. Gestores, consejeros representantes de partidos, sindicatos, mafias, auditores, falsos próceres, pastelean o contribuyen a la propagación del timo. La estafa de Bankia que ha perjudicado a miles de ahorradores con caída en la cotización a menos de la mitad en solo unos meses con la complicidad de las instituciones, sin olvidar medios de comunicación, refleja las miserias y entropías generadas por el PP en Madrid y Valencia. Los abusos de la burbuja inmobiliaria, las recalificaciones con la varita mágica del alquimista concejal capaz de transformar el plomo en oro edificable. Pero el crimen fue perpetrado con la ayuda de muchos. Los que estaban en la pomada y los que no lo denunciaron cuando era su obligación hacerlo.

El coro de plañideras nacionalistas catalanas aprovecha la ocasión para echar la culpa a «Madrit». Lástima que una auditora denuncia ahora otro pufo, de 891 millones, pero en la llamada Catalunya Banc.

Una buena noticia aquí en Galicia: el presidente Feijóo en un rasgo de noble empatía con la gente, que le honra y así debe ser aplaudido, está tratando que los próceres banqueros regionales devuelvan lo que se han llevado mediante auto concedidas prebendas millonarias, después de dejar en lamentable situación a sus respectivas cajas.

En España nos encontramos en una situación prerrevolucionaria. Que el asunto no pase a más depende en parte del comportamiento de nuestra clase dirigente. Manifiestamente mejorable.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es Galicia en ...

Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.