Cataluña

Cataluña

El cubismo de Javier Vilató inunda Barcelona

Cinco galerías y museos de la capital catalana acogen la muestra «Vilató (1921-2000). Barcelona-París, un camino de libertad»

Día 15/05/2012 - 10.03h

Compartir

Cinco galerías y museos de la capital catalana (el Museo Picasso, el Museo Marès, el Espai Volart y las galerías Joan Gaspar y Dalmau) recuperan el imaginario de Javier Vilató con una exposición que homenajea a este artista cubista que compaginó la pintura, el grabado y la escultura. Esta iniciativa supone un reto para el espectador que deberá elegir por dónde empieza su visita.

Su hijo, Xavier Vilató, es el comisario y el mayor entusiasta de “Vilató (1921-2000). Barcelona-París, un camino de libertad”. El principal objetivo de este gran trabajo es convencer a la gente de que Vilató fue mucho más que el sobrino de Picasso (Vilató era hijo de su hermana Lola Ruiz Picasso). Junto a su viuda, Marianne Vilató, que destaca que el artista murió trabajando en la última escultura y con nuevos proyectos que no pudo acabar.

El comisario Xavier Vilató reconoce que para su padre Barcelona fue muy importante y que esta muestra es fundamental para su reconocimiento en España. Por su parte, el Ayuntamiento de Barcelona quiere agradecer la participación de Vilató en el proceso de donación que realizó Picasso en 1970 a la ciudad de Barcelona que fue el germen del actual museo.

Humor y libertad

Precisamente el Museo Picasso dedica una sala a una treintena de obras como retratista de su entorno familiar, y más en concreto de sus dos mujeres, Germaine y Marianne, óleos de gran tamaño donde la protagonista es una figura femenina y algún autorretrato. La libertad y el humor definen sus pinturas. Descubrimos un descarado retrato de Marianne desnuda de torso con dos coletas frondosas y unas cejas muy generosas que pintó en 1980. Y resulta muy divertido ver a pocos metros a la modelo, su viuda Marianne, que recuerda muy bien cuando posó para el artista con sus dos coletas…

En el mismo espacio se pueden contemplar una serie de documentos impresos, manuscritos y fotográficos que subrayan la relación entre Vilató y su tío, entre ellos una carta dibujada de Picasso que comunica el nacimiento de su sobrino en 1921, o la célebre fotografía de Capa en la que aparecen Picasso sosteniendo una sombrilla, Françoise Gilot y el propio Vilató en la playa de Golfe-Juan, en agosto de 1948.

El Museo Marès muestra en su patio al aire libre, diez de las diecisiete esculturas en bronce que Vilató realizó en los últimos tres años de su vida (1997-2000), todas ellas retratos. En el Espai Volart 2, de la Fundación Vila Casas, se exhiben unas cincuenta obras que tienen como protagonistas los animales: sus perros Blanquito y Canela, los asnos, los pájaros o los mosquitos que le acompañaban las noches de veraneo en Lo Mompeán (Alicante). La Galería Joan Gaspar exhibe una selección de sus grabados y por último, la Sala Dalmau se centra en la pintura de naturaleza muerta como instrumentos musicales, fruteros, jarrones…

¡Bienvenidos al universo Vilató!

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.