Medios y Redes

Medios y Redes

Alejandro Suárez: «El mayor fracaso de Google es no haber visto con tiempo la llegada de las redes sociales»

En «Desnudando a Google», que acaba de lanzarse su tercera edición, destaca el poder de la compañía y los entresijos del gigante de internet

Día 26/04/2012 - 16.17h

Compartir

Su libro, «Desnudando a Google» (Deusto), ha sido un manotazo en toda la cara. Su feroz crítica al gigante de internet, en la que analiza pormenorizadamente cada uno de sus pasos, ha despertado el interés internacional -ha firmado ya la cesión de derechos para su lanzamiento en países como Polonia y Brasil- y ha alcanzado su tercera edición en solo dos meses. Pero eso sí, Alejandro Suárez cree que no hay que demonizar, «pero si tener cierto respeto» a una compañía, cuyas ganancias en España el pasado año se estima que alcanzaron entre 400 y 550 millones de euros. Los de Mountain View han conseguido ganancias de 2.890 millones de dólares (2.179 millones de euros) para el primer trimestre del año, equivalente a 8,75 dólares (6,60 euros) por título.

- ¿Por qué hay que demonizar a Google?

-Bueno, ciertamente no hay que demonizar a nadie, pero si tener cierto respeto a empresas que alcanzan determinadas cotas de poder. En el caso de la tecnología, y más en concreto de internet, el poder de Google es inmenso. En el campo de la información personal es la empresa más poderosa que jamás haya existido.

- ¿En qué escenario quedan las nuevas políticas de privacidad aprobadas recientemente?

- Es una manera de oficializar algo que era un secreto a voces. Google quiere saber más y quiere explotar nuestros datos con fines publicitarios de una manera más agresiva de cómo lo estaban haciendo hasta ahora. Su control de la información personal se ve amenazado en los últimos tiempos por Facebook, y hay que interpretar esos cambios como una reacción ante ellos y como una protección legal al comunicar a los usuarios que iban a ser más agresivos y que quien no estuviera de acuerdo dejara de usar sus servicios.

- ¿Cuál cree que es su herramienta más peligrosa o, al menos, la que hay que tener más en consideración?

- Yo no diría peligrosa, pero si intrusiva. Son tremendamente intrusivos para con nuestra privacidad productos como el navegador Chrome y Gmail, el correo electrónico de Google (y por cierto yo uso ambos, son productos por otro lado magníficos). Casi todos los productos de Google, en mayor o menor medida, recopilan información personal, incluso los que no somos conscientes de utilizar, como los códigos incrustados en páginas de terceros (Analytics, YouTube, Adwords etc.)

- ¿Hasta qué punto analiza Google nuestros datos personales?

- Google analiza todo. Ellos nos dicen no cruzar determinadas líneas rojas, pero no tenemos certeza de ello ni podemos estar seguros. Estamos en sus manos.

- ¿Cómo, a través del uso de su correo electrónico, Google tiene una radiografía perfecta de cada usuario?

- Los correos electrónicos en Gmail son siempre mensajes a tres bandas: emisor, receptor y algoritmo de Google que lee automáticamente los mensajes para poder mejorar el perfil de intereses, aficiones, necesidades y comportamientos que tiene de nosotros.

- Entonces, ¿es necesario evitar el uso de sus servicios?

- Creo que no. Algunos de sus servicios han revolucionado internet y son necesarios (Los mencionados Chrome, Gmail o, por ejemplo, Google Maps o el propio buscador Google.com). La clave es saber que pagamos con nuestra privacidad el uso de esos servicios y así ser conscientes y poder elegir libremente que queremos utilizar y que no queremos utilizar. Lo que sí creo es que su actividad empresarial, por abuso de posición dominante y su política de uso de datos respecto a la privacidad, debería estar regulada.

- ¿Se le podrían aplicar las normas monopolistas de EE.UU.?

- Mi sensación personal es que la administración americana está feliz por disponer de una compañía como Google con la que está a nivel cultural, económico y de inteligencia conquistando el mundo. Es como el Hollywood de los 80 y 90. No parecen tener mucho interés en limitar su actividad, se ve por motivos obvios, situación muy diferente en Europa y por parte de la Comisión Europea.

- Pero el Gobierno chino y Google llegaron a un acuerdo para poder operar en su territorio...

- Acuerdos que implicaban censurar las búsquedas. Eso, por otro lado, ya lo hicieron otros (Yahoo!, Microsoft) y son normas del gobierno chino. Lo que sucede es que Google siempre había garantizado que no iba a cruzar esas líneas y muchos de sus propios usuarios se vieron defraudados.

- ¿Cree que todo lo que un internauta publica en internet se almacena para poder investigarle posteriormente?

- Bueno, creo que la capacidad de almacenamiento hoy en día y de procesamiento de datos es apasionante por un lado, pero, por otro, permite a compañías como Google o Facebook que almacenan nuestro timeline vital, tenernos a su merced si así lo quisieran. Las alimentamos de información día a día.

- Tal y cómo ha alcanzado cotas de éxito, ¿sería imposible hoy en día que surgiera un nuevo Google?

- Nada es imposible, pero Google se ha protegido muy bien. Especialmente blindando su salto al móvil con la plataforma Android, de su propiedad. Cada día se dan de alta 600.000 móviles con Android en el mundo. Pronto serán el monopolio también de la tecnología, como ya hoy lo son de las búsquedas y la publicidad web.

- Aunque en los últimos años Google ha ido retirando productos y servicios que han fracasado rotundamente...

- Creo que Larry Page reordena acertadamente la compañía. Es una manera de organizar recursos muy acertada. Retirar lo que no funciona y centrar esfuerzos en desarrollar productos como Google+ para competir con Facebook.

- ¿Cuál es el mayor fracaso de esta compañía?

- El no haber visto con tiempo y haber minimizado la llegada de las redes sociales cuando objetivamente estaban en una condición inmejorable para hacerse con ellas. Es el único 'quesito' del Trivial Pursuit de internet que se les resiste.

- ¿Cree que esto vale para hacer una película en plan «La red social»?

- ¡Sin duda!. De hecho se está preparando en Estados Unidos. La pega es que, mucho me temo, nos contarán desde Hollywood exclusivamente una historia idílica y romántica, alejada de algunos de los problemas que hoy la rodean. Además lo tienen fácil para titularla, incluso podría ser un remake de la nóvela de Orwell y película del mismo título, '1984', el famoso 'Gran Hermano'.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Prueba los nuevos juegos web

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.