Internacional / estados unidos

Ejecutado en Florida el asesino en serie de «los ojos del diablo»

Día 13/04/2012 - 03.51h
Temas relacionados

David Alan Gore, de 58 años, llevaba casi 30 años en el corredor de la muerte por matar al menos a seis mujeres

Una inyección letal cerró «los ojos del diablo», como han descrito algunos testigos la mirada de David Alan Gore, de 58 años, ejecutado este jueves en Florida tras permanecer casi treinta años en el corredor de la muerte. A comienzo de la década de 1980, Gore asesinó al menos a seis mujeres, varias adolescentes, de las que también abusó sexualmente.

La aplicación de la sentencia, dictada en 1984 y reafirmada en 1992, se produce cuando Connecticut ha aprobado prohibir la pena de muerte, convirtiéndose así en el estado número diecisiete en proscribir la pena capital en Estados Unidos.

En Florida, en cambio, la ejecución de Gore ha sido aplaudida por los familiares de las víctimas y por quienes vivieron aquellos años el miedo sembrado por el asesino y su cómplice (su primo Fred Waterfield, sentenciado a cadena perpetua) en un paraje de la costa atlántica cubierto de huertos de naranjos y otros cítricos.

«Es peor que un animal: un monstruo demoníaco», declaró a Ap Carl Elliott, hoy de 81 años y padre de Lynn Elliott, que a sus 17 años fue asesinada por Gore y por cuyo crimen, que tuvo testigo, recibió la sentencia de muerte (las otras cinco muertes confesadas le valieron correspondientes cadenas perpetuas).

Elliott recuerda con qué atención observó el cadáver de su hija cuando fue hallada muerta, para nunca corregir su deseo de que Gore muriera. «Me dije: voy a ver su cuerpo y observar cada marca en ella; y si con el tiempo me ablando y realmente creo que Gore no debería ser ejecutado, quiero entonces recordar esas marcas y heridas. Observé cada una. Quería recordar y eso he hecho».

Madre e hija

El asesinato de Lynn ocurrió en julio de 1983. Pero en realidad el reguero de sangre, como luego se supo, habían comenzado en febrero de 1981, cuando Gore y su primo secuestraron a Ying Hua Ling, de 17 años, y al llevarla a la casa de ella para violarla, también abusaron de la madre. Mataron a las dos y las descuartizaron.

Cuando tiempo después la Policía procedió a desenterrar los cuerpos troceados en presencia de Gore, éste «tenía los ojos del diablo». «Si el diablo tiene ojos, tienen que ser como los que yo vi», afirma uno de los investigadores. «Le miré a los ojos. Eran rojos en el centro; era como si de ellos saliera fuego. Es lo más extraño que nunca he visto. Si hay alguien tiene dentro el mal, ese era él».

Gore era sospechoso de la desaparición de una mujer -luego se supo que la violó y la mató-, pero no fue detenido por falta de pruebas. A raíz de una aproximación a otra mujer que había elegido como víctima fue condenado a cinco años de prisión, pero solo estuvo año y medio en la cárcel. A la salida de prisión volvió a actuar.

Lynn Elliott fue secuestrada junto a una amiga de 14 años. Ambas fueron conducidas a la casa de los padres de Gore. Allí fueron separadas. Mientras el asesino violaba a la amiga, Lynn consiguió desatarse los pies y salió corriendo de la casa, desnuda y con la manos atadas a la espalda.

Gore salió detrás de ella, también desnudo, y finalmente la alcanzó. La estuvo arrastrando un rato y luego le pegó un par de tiros. Un chico que estaba dando un paseo en bicicleta vio el crimen y la Policía acudió de inmediato a la casa, donde pudo encontrar aún con vida a la amiga de Lynn.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
El pueblo de Madrid despide al insigne político español
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.