Libros

Libros

Beryl Markham: las otras memorias de África

Se recupera «Al oeste con la noche», autobiografía de esta mujer libre y de altísimos vuelos, aventurera, cazadora, aviadora

Día 29/03/2012 - 10.12h

Compartir

Beryl Markham tuvo una vida de altos vuelos (fue el primer aviador en cruzar el Atlántico de este a oeste sin escalas) pero también vuelos rasantes, a ras de la hierba de la sabana keniata donde se crió como chica de los recados (pero en avioneta), a ras de la ristra de amantes (algún Lord, entre ellos, el duque de Gloucester, hijo del rey Jorge V, por más señas) y maridos (tres veces casada, otras tantas divorciada), que dejaba a su paso.

También tuvo alguna amistad sonada (y parece que cameada, con Antoine de Saint-Exupéry, entre despegue y aterrizaje), fue criadora y entrenadora de caballos purasangre (ganó varias veces el Derby de Kenia) y tampoco se le dieron mal las cornamentas (no de antílope, precisamente) con las que al parecer obsequió, entre otras, a su hasta entonces amiga Isak Dinisen, la autora de «Memorias de África», pues ambas lidiaban por aquel Robert Redford de la pradera, aquel dandy de los safaris que fue el rubicundo Denys Finch-Hatton.

No contenta con sus excentricidades (mayormente ser una mujer absolutamente libre) Beryl Markham decidió ponerse a escribir casi a los cuarenta años (1940), mientras estaba casada con el periodista Raoul Schumacher, también guionista de la Paramount.

Más que una autobiografía

El libro de Beryl,«Al oeste con la noche» que ahora recupera Libros del Asteroide, maravilloso de principio a fin, es como escribió el «New York Tribune», «más que una autobiografía, es una audaz respuesta a la vida escrita con el sentimiento del poeta hacia su tierra y la reflexión del filósofo hacia los seres humanos y sus destinos».

Sin embargo no ha faltado alguna controversia en torno a él, ya que dos biógrafas de Beryl Markham apuestan tesis distintas sobre la autoría. Para Errol Trzebinski, el autor habría sido el propio marido de la aviadora, el tal Schumacher, y para Mary S. Lovell, no cabe duda alguna de que fue Beryl la autora, y el entonces su marido tan solo habría editado las páginas debido a los conocimientos que le otorgaban sus dos profesiones, guionista y periodista.

Beryl Markham: las otras memorias de África
ABC
Cartel celebratorio del vuelo de Markham sobre el Atlántico

En cualquier caso, el libro fue muy bien recibido tras su publicación en los Estados Unidos y en Inglaterra, pero en plena II Guerra Mundial la gente no estaba para visiones de un África virginal e idílica.

Durante muchos años el libro permaneció en el olvido hasta que un hostelero californiano leyó una carta perdida de Ernest Hemingway en 1982 en la que elogiaba vivamente el libro de Markham. Tanto le gustó que convenció a una editorial y el libro volvió a ser publicado en 1983.

Para entonces, la aviadora seguía viviendo en África y no nadaba (o volaba) en la abundancia, precisamente. Pero esta nueva publicación consiguió que los tres últimos años de su vida fueran mucho más agradables.

Buenísimo, según Hemingway

«Una manada de elefantes vista desde un avión tiene cierta cualidad alucinatoria. Las proporciones son equívocas, como las trazadas por un niño en el deibujo de un ratón silvestre donde el paisaje circundante, con sus graneros y molinos, se ve diminuto bajo los bigotes del imponente roedor, ávido y capaz de devorarlo todo, incluida la chincheta que sujeta el dibujo en la pared escolar».

Párrafos como este son los que encandilaron a Hemingway y que le hicieron decir sobre Beryl Markham: «Llegué a conocerla bastante bien en África y nunca habría sospechado que pudiera y quisiera ponerse a escribir excepto para hacerlo en su cuaderno de bitácora. Pero lo ha hecho, y tan bien, que me avergüenzo de mí como escritor. Me he sentido como un simple carpintero de palabras. Es un libro buenísimo».

¿Vamos a dudar del Nobel norteamericano?

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original

Sigue ABC.es en...

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...
Lo bello
lo útil

Hoy en TV

Programación Televisión

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.