Economía / especial alemania y españa: destino común

«España necesita una política industrial con mayúsculas»

Día 03/04/2012 - 08.43h
Temas relacionados

Entrevista con Francisco Javier García Sanz, miembro del Comité Ejecutivo del Grupo Volkswagen

efe
2012 será un año especial para la marca, que prepara una ofensiva comercial con nuevos modelos de Golg y A3

El doctor Francisco Javier García Sanz es uno de los pocos españoles que más alto ha llegado en una gran compañía alemana. Miembro de los comités ejecutivos del Grupo Volkswagen AG y de la marca Volkswagen, desempeñando en ambos casos las funciones de dirección de las áreas de Compras, adicionalmente es presidente del Consejo de Administración de Seat y responsable de las compañías del Grupo Volkswagen en España.

—Felicidades por los históricos resultados que el Grupo Volkswagen obtuvo el año pasado. ¿Cuál ha sido su contribución a estos resultados?

—En Volkswagen nos consideramos un equipo global fuerte. Todos los empleados y los directivos trabajamos juntos para conseguir los objetivos de nuestra estrategia 2018. La fabricación de automóviles es un trabajo en equipo, desde Producción a la responsabilidad operativa del Consejo de Administración, pasando por Compras, Ventas y Recursos Humanos. Todos trabajamos duro para conseguir nuestros objetivos. Si examinamos más de cerca el área de Compras, el Grupo Volkswagen ha logrado reducir los costes de producto en 1.100 millones de euros a pesar del incremento en el precio de las materias primas en 2011.

—¿Cuáles han sido los factores clave que llevaron a Volkswagen al segundo puesto mundial?

—Con nuestra estrategia multimarca, una gama de modelos atractivos y respetuosos con el medio ambiente y nuestra capacidad de venta y la flexibilidad de nuestros procesos de fabricación, consideramos que estamos bien posicionados para competir globalmente. Para nosotros, sin embargo, las ventas de vehículos son sólo uno de los indicadores de éxito. Es tan importante contar con productos compatibles con el medio ambiente y tener clientes y empleados satisfechos como los rankings de ventas y los beneficios. Progresamos bien en todas las áreas.

—Buenos resultados que también celebrarán los 90.000 empleados de Volkswagen en Alemania, que recibirán una bonificación de 7.500 euros. ¿Se extenderá esta práctica a otros países?

—La bonificación de 7.500 euros se aplica a los empleados de Volkswagen en Alemania, según recoge el convenio colectivo. En otros países se aplican acuerdos distintos.

—Asociar el salario con los resultados de la empresa, ¿es un incentivo para los trabajadores?

—La estructura salarial en Volkswagen incluye tres aspectos principales: el salario base, una bonificación según los beneficios y una bonificación ligada al rendimiento. De esta manera, nuestros empleados participan sustancialmente de los éxitos de la empresa y también se les reconocen los logros individuales.

—Sin embargo, Seat aún se encuentra en números rojos debido a la debilidad de los mercados en el sur de Europa, sobre todo en España. ¿Cree que mejorarán las ventas y los resultados con la apertura de los mercados asiáticos?

—2012 es el año de nuestra gran ofensiva de producto, la mayor de la historia de Seat, con un nuevo modelo por trimestre. Empezamos con el Mii, ahora tenemos el nuevo Ibiza, y próximamente le seguirán el nuevo Toledo y, a finales de año, el primero de la nueva familia del León. Además de estos nuevos modelos, Seat se ha embarcado en nuevos mercados fuera de Europa, como China.

— Los modelos de Seat, ¿son un fiel reflejo de la unión entre las culturas española y alemana?

—El nuevo eslogan de Seat, «Enjoyneering» combina las dos: emoción y perfección; diseño y tecnología. En resumen, coches para disfrutar. Basta con ver y conducir modelos como el Ibiza y el León, el Mii o el Alhambra, comprobar esta combinación.

—¿Cómo valora que España pase a ser el noveno productor mundial al ser superada por México, según datos de la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA)?

—En un entorno tan global y competitivo, hay países con un claro potencial de crecimiento mucho mayor que España. Pasó en su momento con países como China y pasará en los próximos años con otros como Rusia. Sin embargo, creo que es muy importante que España haya mantenido la segunda posición a nivel europeo por delante de Francia, Reino Unido e Italia. Debemos mejorar todos los aspectos relacionados con la competitividad de nuestras factorías y, como objetivo prioritario, hay que afrontar una decidida renovación de la calidad de nuestro parque automovilístico.

—¿Cree que España no puede mantener los centros de producción de vehículos únicamente basados a la exportación? ¿Qué le piden los fabricantes al Gobierno?

—Existe un fuerte desequilibrio entre un mercado en niveles muy bajos y la alta exportación de nuestras factorías, porque el 90% de los vehículos producidos en España se destinan a otros países. Esta situación debe corregirse ya que con un mercado con volúmenes más altos lanzaríamos a los inversores extranjeros un mensaje de confianza en nuestro país para seguir atrayendo inversiones. Al mismo tiempo, España necesita una política industrial con mayúsculas y apostar por aquellos sectores que tienen capacidad para contribuir al crecimiento económico y social de España.

—¿Cómo estimular la demanda «retraída» que existe en España a pesar de la crisis económica al tiempo que existe la necesidad de renovar el parque automovilístico, ya que el 44% de los coches que circulan en España tienen más de diez años?

—Necesitamos una reforma estructural de la fiscalidad de los vehículos. El automóvil es uno de los bienes de consumo con más impuestos, hasta un total de nueve. Estas reformas fiscales, unidas a medidas que permitan mejorar la calidad de nuestro parque automovilístico, tendrían un efecto inmediato en la mejora medioambiental y de seguridad vial. Los fabricantes hemos destinado enormes inversiones a la mejora medioambiental de los vehículos y de seguridad vial, pero si esas innovaciones y esas tecnologías no llegan al ciudadano, el parque automovilístico español seguirá estando a la cola de Europa.

—¿Estima que la nueva arquitectura de coches de Volkswagen puede reducir los costes de producción en un 20% y el tiempo de ensamblaje en un 30% gracias a que las marcas, de Audi a Skoda, comparten componentes?

—La plataforma MQB crea oportunidades para la fabricación de coches, ya que es flexible para satisfacer distintos requisitos y se adapta a todo tipo de grupos motopropulsores. Tendremos que invertir mucho en los próximos años, pero a largo plazo la MQB generará ahorros de en torno a un 20% en cuanto a costes unitarios.

—El Grupo Volkswagen planea presentar este año más de 40 modelos, entre nuevos y actualizados, incluyendo el nuevo Audi A3 y el VW Golf. ¿Cree que las ventas superarán las del año pasado?

—El año 2012 estará marcado por el inicio de producción de nuevos modelos de gran volumen de ventas como parte de la renovación de la gama de productos del Grupo y de la necesidad de adaptar las fábricas a la introducción del bloque transversal modular. Entre los nuevos modelos hay algunos tan importantes como el Audi A3 y el nuevo Golf. Esperamos incrementar las ventas del año pasado.

— ¿Qué planes tiene el Grupo para sus plantas en España?

—Con la fábrica de Volkswagen en Pamplona y las instalaciones de Seat en Barcelona, Martorell y El Prat, el Grupo Volkswagen tiene cuatro centros de alto rendimiento en España. Estamos bien posicionados para afrontar el futuro con un equipo altamente motivado y procesos productivos eficientes en cada instalación.

—¿Cómo valora la producción del Q3 en España? ¿Fabricará el Grupo más modelos «premium» en sus instalaciones españolas?

—El Audi Q3 de Martorell, que aún se encuentra en su fase inicial, es un nuevo SUV de gran éxito que está cosechando excelentes resultados en los tests de la prensa internacional. El éxito de los productos de Seat y la producción del Q3 contribuirán a que Seat registre beneficios el año 2013. Por otra parte, desde hace más de 30 años Pamplona fabrica el Volkswagen Polo en España, un superventas muy premiado que es una referencia en términos de calidad, confort y sostenibilidad en el segmento de los coches pequeños.

—Para acabar, nos gustaría conocer su visión sobre las relaciones hispano-alemanas y las oportunidades que puedan brindar.

—Las relaciones hispano-alemanas en el entorno económico y comercial son sinónimos de juego limpio y mejores prácticas. En el sector industrial, tenemos el ejemplo del automóvil, como son los 25 años de historia del Grupo Volkswagen en España, con la integración de Seat en el Grupo como uno de los activos más importantes en el liderazgo de nuestro Grupo en Europa. Además, dos de las empresas alemanas más grandes, Siemens y Bosch, trabajan con gran éxito desde hace décadas en el mercado español. También tenemos la situación opuesta, con la reciente adquisición de la constructora alemana Hochtief por la empresa española ACS. Y en la industria auxiliar del automóvil importantes grupos españoles como Gestamp y Antolin tienen fábricas en Alemania. En cuanto a nuevas oportunidades, nos encontramos en una época de una fuerte demanda de personal cualificado en Alemania y una falta de oportunidades en nuestro país por la difícil situación económica que actualmente atraviesa España. Alemania ofrece grandes oportunidades, no solo profesionales sino también de vivir en el ámbito personal gracias al intercambio cultural y social.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.